COOKIES:  Usamos cookies para ofrecerle una experiencia mejorada. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso. ·  Más información » ACEPTAR

A Todo Motor

PUBLICIDAD
 · Primer híbrido enchufable dotado con los genes del Golf GTI

Nuevo Golf GTE. Cambia las reglas de la velocidad

Nuevo Golf GTE. Cambia las reglas de la velocidad
Con el nuevo Golf GTE, llega al mercado uno de los compactos más innovadores de nuestros tiempos, deportivo como los legendarios Golf GTI y Golf GTD y, al mismo tiempo, ecológico con cero emisiones como el e-Golf eléctrico con solo pulsar un botón. El diseño, el equipamiento GT y el ágil carácter del Golf GTE, se han adoptado directamente de los modelos Golf GTI y GTD y transferido al mundo de los conceptos de propulsión eléctrica.

Daniel Guillén, Gerente de Volkswagen Canarias, y Gonzalo López, Product Manager del modelo, detallaron las novedades de este innovador vehículo ante los medios de comunicación en la exposición de Volkswagen del Concesionario Domingo Alonso, en Miller Bajo, Las Palmas de Gran Canaria.


La propulsión del Golf GTE corre a cargo de un potente motor turbo de gasolina e inyección directa 1.4 TSI de 150 CV y de un motor eléctrico con una potencia de 109 CV. Ambos motores y el cambio automático de doble embrague (DSG) de seis velocidades, desarrollado para modelos híbridos, forman una unidad de propulsión tan sostenible como dinámica. El nuevo GTE integra dos motores que hacen del Golf un dinámico y silencioso modelo de cero emisiones.

En cuanto a la técnica de propulsión se refiere, el Golf GTE está a la altura del Golf GTI y del Golf GTD. El primer GTI de 1976 se convirtió en el patrón original de todos los Golf deportivos. Hoy en día es el compacto deportivo de más éxito en el mundo. El GTD enriqueció la idea GT a partir de 1982 con la primera inyección directa de diésel. En 2013 se presentó la versión más actual de ambos deportivos Golf, el GTI y el GTD. En 2014, Volkswagen transfiere, por primera vez, la filosofía GT de la deportividad compacta al GTE, un modelo propulsado por un sistema híbrido enchufable.

En modo puramente eléctrico, el GTE alcanza velocidades de 130 km/h, con una autonomía máxima de 50 km. De esta forma, casi el 80% de los desplazamientos diarios se pueden realizar sin consumo de combustible y sin emisiones. En modo híbrido, la autonomía máxima del GTE es de 940 km. Para ello cuenta con un depósito de combustible de 40 l. El Golf GTE acelera de 0 a 100 km/h en 7,6 segundos alcanzando una velocidad máxima de 222 km/h. El consumo combinado del GTE es de tan solo 1,5 l /100km, esto corresponde a 35g CO2/km.

Propulsión híbrida enchufable


La propulsión del Golf GTE corre a cargo de un potente motor turbo de gasolina e inyección directa de 150 CV y de un motor eléctrico con una potencia de 109 CV. El rendimiento máximo de ambos motores combinados es de 204 CV. El motor eléctrico se alimenta a través de una batería de iones de litio de alto voltaje. La capacidad energética de esta batería, es de 8,7 kWh, por la que Volkswagen concede una garantía de ocho años o 160.000 km para la batería de alto voltaje.

La batería se carga a través de un enchufe de carga situado detrás del emblema VW de la parrilla. Volkswagen utiliza un cambio automático DSG de seis velocidades, desarrollado especialmente para la propulsión híbrida, con tres acoplamientos. El acoplamiento de desconexión desacopla el TSI, siempre que es posible, del eje de propulsión delantero y lo desconecta. En este caso, el Golf GTE aprovecha la energía cinética y rueda sin fuerza de propulsión. Volkswagen ha integrado el motor eléctrico en la caja del engranaje. Visto desde el frontal, el TSI se ubica en la parte izquierda del compartimento del motor, en el centro se ubica el motor y a la derecha se sitúa el cambio automático de doble embrague.

Los modelos Golf GTE y e-Golf comparten algunas características técnicas: la electrónica de potencia (que convierte la corriente continua de la batería en corriente alterna para el motor eléctrico) y el cargador. Un servofreno electromecánico y un compresor eléctrico garantizan, además, una funcionalidad óptima y eficiente de los frenos y del climatizador en el modo de conducción «E-Mode», en el que el Golf GTE es propulsado exclusivamente por el motor eléctrico.

Cinco modos de conducción

El Golf GTE dispone de cinco modos de conducción diferentes cuya utilización se deduce de forma intuitiva. El conductor puede observar el modo que se encuentra activo a través de la pantalla multifunción del salpicadero. Cuando se pone en marcha el motor, el modo automático de inicio es el «E-Mode» de cero emisiones. No obstante, si la carga de la batería no es suficiente o la temperatura exterior es demasiado baja, el Golf GTE arranca con el motor TSI. El sistema de propulsión cambia automáticamente al modo «Battery Hold» si se alcanza el estado mínimo de carga de la batería de alto voltaje o si existe una gran exigencia de potencia. El conductor puede activar el modo «Battery Hold» en cualquier momento a través del menú «Car» del sistema de infoentretenimiento.

La intensidad de la recuperación de la energía es variable. Si el conductor desplaza la palanca de cambios del DSG hacia atrás, puede aumentar la intensidad de la recuperación y desacelerar el Golf GTE, por ejemplo, en trayectos de montaña, sin pisar el freno. Este estilo de conducción normalmente solo es posible con vehículos eléctricos.

Los cinco modos de conducción son:
• «E-Mode»
• «GTE-Mode»
• «Battery Hold»
• «Battery Charge»
• «Hybrid Auto»

Selección del modo «E-Mode» pulsando un botón

El conductor puede cambiar al modo «E-Mode» manualmente pulsando el botón «E-Mode» convirtiendo así al Golf GTE nuevamente en un vehículo de cero emisiones. El GTE alcanza una velocidad de hasta 130 km/h en modo puramente eléctrico. La autonomía máxima en el modo «E-Mode» de cero emisiones es de 50 kilómetros (con la batería completamente cargada y dependiendo de la temperatura exterior y del estilo de conducción). Cuando la batería alcanza el estado de carga mínimo definido en la gestión del vehículo se conecta automáticamente el 1.4 TSI.


Selección del modo «GTE-Mode» pulsando un botón

El conductor puede seleccionar el modo «GTE-Mode» a través del «botón-GTE» activando así el carácter especialmente deportivo de este Golf. El conductor percibirá claramente que las líneas características del acelerador, la caja de cambios y la dirección son mucho más deportivas. Además, el TSI se orienta ahora más hacia el rendimiento. Asimismo, se adaptan el control automático de los faros y el Sistema de Regulación Automática de la Distancia (ACC). El TSI y el motor eléctrico operan en el «GTE-Mode» juntos, a través del denominado modo «Boost», para alcanzar el rendimiento máximo del sistema de 204 CV y el par máximo de 350 Nm. En el modo «GTE-Mode», el híbrido enchufable se conduce tan ágilmente como un Golf GTD. El nuevo modelo acelera de 0 a 100 km/h en 7,6 segundos, valor casi idéntico al del GTD de 7,5 segundos. El deportivo potencial acústico en el modo «GTE-Mode» se subraya a través de un «sonido GTE» generado de forma activa.

Selección de los modos «Hybrid Auto» y «Battery Charge» a través del menú.

A través del menú del sistema de infoentretenimiento pueden seleccionarse otros modos de conducción: «Hybrid Auto» (la energía acumulada en la batería de alto voltaje se utiliza para apoyar la propulsión intensa del TSI reduciendo así al mínimo el consumo de combustible) y «Battery Charge» (carga de la batería). Asimismo, el conductor puede seleccionar también los modos «E-Mode» y «Battery Hold» a través de este menú.

Motor turbo de inyección directa

El 1.4 TSI del nuevo Golf GTE ofrece una potencia máxima de 150 CV a partir de 5.000 rpm. El motor de cuatro cilindros entrega un par máximo de 250 Nm entre 1.600 y 3.500 rpm. Gracias a una caja del cigüeñal ultrarígida de aluminio fundido a presión y a diversos detalles técnicos, el 1.4 TSI del Golf GTE es especialmente ligero con un peso de 102,8 kg. Debido a que el Golf GTE puede circular de forma puramente eléctrica durante largos periodos de tiempo, es posible que el motor de combustión no se utilice incluso durante semanas. Por esta razón, el 1.4 TSI también se ha configurado en este sentido a través de medidas selectivas.

Concepto de carga

Existen dos métodos diferentes para cargar la batería del Golf GTE desde el exterior. En cualquier caso, la carga se produce a través del enchufe de carga integrado detrás del emblema «VW» de la parrilla. La forma más sencilla consiste en conectar el cable de carga de serie a un enchufe convencional de 230 V.

Si la batería estuviera completamente vacía tardaría 3 horas y 45 minutos en recargarse completamente con una potencia de carga de 2,3 kW de corriente alterna (AC) procedente de la red.

Opcionalmente, Volkswagen ofrece un wallbox para el garaje o para una plaza de aparcamiento cubierta que suministra una potencia de carga de 3,6 kW. En este caso, la batería necesitaría solo dos horas y 15 minutos para cargarse por completo. Además del wallbox, existen también estaciones públicas de carga que «repostan» el GTE con 3,6 kW.

El Golf GTE puede iniciar el proceso de carga de la batería directamente en el enchufe situado detrás del emblema «VW» mediante la pulsación de un botón. Además también es posible programar la carga de la batería. La selección de la hora se realiza o a través del sistema de infoentretenimiento o a través de la app «Car-Net e-Remote». A través de la app puede iniciarse la carga directamente como si se tratara de un mando a distancia, permitiendo cargar el vehículo en las franjas horarias de menor coste. Adicionalmente a la función de carga, existe también la posibilidad de enfriar o calentar el interior del GTE, en función de la temperatura exterior, mediante un selector de tiempo.

Servofreno electromecánico

Volkswagen ha desarrollado un servofreno electromecánico exclusivo para los automóviles eléctricos denominado «e-BKV». El sistema de freno «e-BKV» optimiza la fuerza de frenado del conductor a bordo del Golf GTE, al igual que en los vehículos convencionales. En el caso del «e-BKV» este proceso se complementa a través del llamado «Brake Blending», un proceso mediante el cual las frenadas suaves se generan solamente con el momento de frenada del motor eléctrico. Al mismo tiempo, se recupera la energía de frenado a través de la función de recuperación y se transfiere a la batería. Si es necesario frenar fuertemente el Golf GTE, entonces actuarán en conjunto el momento de frenado del motor eléctrico y el sistema de frenos hidráulico.

Deportivo como un GTI y progresivo como un e-Golf

Observando el nuevo modelo desde la parte delantera, puede reconocerse a primera vista que se trata de una versión híbrida enchufable, ya que en su frontal se funden, por primera vez, elementos de los modelos GT con elementos del e-Golf. La alianza de los rasgos distintivos de los modelos GT y e-Golf crea también en el interior una atmósfera deportiva de alta tecnología. Todos los elementos que en el Golf GTI son de color rojo, adoptan el color azul en el Golf GTE.

Exterior

El equipo del Responsable de Diseño de Volkswagen, Klaus Bischoff, ha creado un diseño exterior para el nuevo Golf GTE en el que las insignias de los modelos GTI y GTD se funden con las del modelo e-Golf. Klaus Bischoff explica la diferenciación del exterior: «La visualización del motor eléctrico se realiza, asimismo, en el Golf GTE a través del llamativo perfil luminoso en forma de «C» de la luz de conducción diurna. Todos los demás elementos de diseño del frontal enlazan con el GTI». El Responsable de Diseño añade: «El perfil transversal de la parrilla de color azul, que se prolonga hasta los faros, es otro de los elementos que, en el marco de la electromovilidad de Volkswagen, subrayan nuevamente la deportividad del modelo. De igual modo que el e-Golf, el Golf GTE de cuatro puertas equipa también faros dobles LED de serie. Los intermitentes, la luz de posición de los faros traseros oscurecidos y la iluminación de la matrícula también disponen de técnica LED. Además, el modelo ofrece eyectores limpiaparabrisas delanteros calefactables, así como el ParkPilot de serie que avisa de obstáculos en el área frontal y trasera.

El revestimiento lateral de las estriberas y el alerón de techo con side flaps (aletas laterales) es otro de los elementos comunes con los modelos GTI y el GTD. El diseño del tubo de escape doble cromado, situado en el lado izquierdo del automóvil, es similar al del Golf GTD. El GTE dispone de llantas de aleación ligera de 17 y 18 pulgadas. Para el tamaño de 17 pulgadas, Volkswagen ofrece llantas diseñadas especialmente para el Golf GTE. Además, las pinzas portapastillas de color azul identifican este Golf como versión GTE.

Interior


De igual modo que el exterior, el deportivo interior del Golf GTE refleja un claro parentesco con los otros dos modelos GT de la gama. Sin embargo, el color dominante del GTE no es el rojo típico del GTI, sino el azul. El color azul de la e-Movilidad de Volkswagen es el color de contraste en el área de los asientos, las costuras decorativas y la tapicería de tela. Además, la iluminación ambiental de color azul enlaza visualmente con el mundo de la e-Movilidad. El color azul de las costuras decorativas del volante de cuero, de los ribetes de las alfombrillas, de los asientos y del revestimiento del pomo de la palanca de cambios se ha adaptado a los detalles exteriores de color azul del Golf GTE.

Otro de los detalles de equipamiento de serie son, entre otros, exclusivos asientos deportivos delanteros de estilo GTE, elementos decorativos de diseño «Checkered Black» (salpicadero y revestimientos de las puertas), volante multifunción de cuero (tres radios) con aplicaciones de aluminio, pomo de la palanca de cambios con aspecto de aluminio, techo interior y revestimiento de las puertas de color negro, diversos elementos de manejo con aplicaciones o bordes cromados (interruptores giratorios de la luz, interruptores de ajuste de los retrovisores, elevalunas), sistema de infoentretenimiento «Composition Media» con pantalla de 6,5 pulgadas, servicios móviles online (por ej. información sobre el tráfico), Car-Net e-Remote (app para el Smartphone), pantalla multifunción «Premium», climatizador («Climatronic»), iluminación ambiental de color azul en los elementos decorativos de los revestimientos de las puertas, luces de lectura LED, iluminación LED del área de los pies, perfil de conducción «GTE-Mode» (incluido e-Boost máximo, sonido GTI y modo de conducción «Sport»), cubrepedales de acero fino y listones de acceso de las puertas de acero fino (delante).

Instrumentos específicos

Todos los modelos Golf equipan una pantalla táctil. En caso del Golf GTE se trata de una pantalla de alta resolución de 6,5 pulgadas del sistema de radio de serie «Composition Media». Opcionalmente puede adquirirse también el sistema de navegación «Discover Pro». Ambas versiones ofrecen numerosas funciones adicionales en el GTE. Algunas de estas funciones son el «Monitor de autonomía», el «Indicador del flujo de energía», la «Estadística de cero emisiones», el «e-Manager» y, con el sistema de navegación opcional, la «Autonomía 360°». Además, todos los propietarios del Golf GTE pueden descargar la app de Volkswagen «Car-Net e-Remote» en su Smartphone (gratuita el primer año) a través de la cual pueden controlar funciones y consultar información.

Monitor de autonomía: este monitor indica la autonomía eléctrica actual del GTE; además, se indica también el potencial de autonomía adicional mediante la desconexión de los posibles consumidores.

Indicador del flujo de energía: mediante esta función se indica el flujo energético en forma de gráfica animada durante el proceso de aceleración (flecha azul), de frenada o de recuperación (flecha verde).

e-Manager: mediante esta función pueden programarse hasta tres tiempos de partida y carga. Al mismo tiempo, puede activarse la calefacción o la refrigeración del habitáculo mediante la climatización auxiliar de serie durante el proceso de carga. Gracias a esto, la climatización no se sirve de la carga de la batería de modo que el Golf GTE puede arrancar con la autonomía eléctrica total. Todas estas funciones pueden controlarse mediante la app «Car-Net e-Remote».

Autonomía 360°: el radio actual en el modo «E-Mode» se representa en el mapa de los alrededores mediante la llamada «Autonomía 360°». El área marcada describe la autonomía puramente eléctrica en un trayecto de conducción sencillo. También existe la posibilidad de indicar las estaciones de carga y utilizarlas mediante el cálculo de la ruta.

Powermeter como instrumento central.

El Powermeter, situado en el área izquierda del salpicadero, completa el cuentarrevoluciones e indica, entre otros detalles, si la batería de alto voltaje se está cargando mediante la recuperación o, por el contrario, hay un gasto de energía. A través de este indicador de rendimiento, el conductor puede saber qué rendimiento del sistema está requiriendo o cuál es la intensidad de la recuperación. El tacómetro sigue ubicándose a la derecha. La pantalla a color, situada entre el Powermeter y el tacómetro (pantalla multifunción «Premium»), indica permanentemente informaciones como la autonomía eléctrica y el modo de conducción correspondiente. Asimismo, tras haber arrancado el motor eléctrico, en el segmento inferior de la pantalla multifunción aparece el mensaje «READY», en un área LED individual, que indica que el vehículo está listo para circular, ya que el motor eléctrico no emite ruidos al arrancar.

Precio

El Volkswagen Golf GTE ya está disponible en la Red de Concesionarios Volkswagen Canarias con un precio de salida de 29.700 euros con Plan PIVE y descuento en campaña por financiación.


- Descárgate la App gratuita de A Todo Motor para iOS y Android >

- Síguenos para mantenerte informado: Facebook | Twitter | Google+

 
Lo más...
Lo Más Nuevo > Lo Más Visitado > Lo Más Comentado >
Síguenos en Twitter >
Ayuda: Si no se cargan los Comentarios, por favor, recargue la página.
Comentarios