COOKIES:  Usamos cookies para ofrecerle una experiencia mejorada. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso. ·  Más información » ACEPTAR

A Todo Motor

PUBLICIDAD
 · ¿Cómo afectará la tecnología y digitalización al taller tradicional?

Talleres de chapa y pintura: agilidad y optimización

Los programas y herramientas de gestión, fundamentales para la chapa y pintura
Uno de los sectores que mayor transformación está experimentando actualmente, y lo seguirá haciendo a corto y medio plazo, es el de la automoción. Vehículos híbridos, eléctricos y autónomos; consumidores con más información que en el pasado, tanto a la hora de comprar un vehículo nuevo como uno usado; la digitalización de las empresas del sector: fabricantes, importadores y concesionarios; los nuevos e innovadores servicios de movilidad; llegando incluso a la inteligencia artificial y ciudades inteligentes, están transformando la automoción.

Estos factores afectan directa e indirectamente a los talleres de mecánica tradicional, así como a los especializados en la chapa y pintura. ¿Las características de los vehículos híbridos y eléctricos reducirán el pase por el taller tradicional? ¿Los vehículos autónomos sufrirán menos accidentes y, por lo tanto, menos necesidad de chapa y pintura? ¿Las ciudades inteligentes y la tecnología optimizarán el uso de los vehículos privados y servicios públicos? ¿Qué repercusión tendrán los servicios de movilidad en la postventa del automóvil? Estas son preguntas que los profesionales del sector llevan haciéndose un tiempo y a las que aún no se han encontrado todas las respuestas.

Numerosos estudios apuntan a que en los próximos años, las colisiones se verán reducidas en grandes porcentajes, por lo que los daños materiales en los vehículos se reducirán. Se podrán tener en cuenta factores meteorológicos, afluencia de tráfico, datos estadísticos, comportamientos, automatismos,... elementos que ayudarán a reducir accidentes y con ello el pase por talleres de chapa y pintura. No obstante, los vehículos seguirán expuestos a la climatología y desgaste de sus carrocerías, por lo que no parece que el cambio vaya a ser inmediato, pero sí cercano.


Es por ello que los pequeños negocios familiares, talleres medianos y las grandes empresas del sector, deben adaptarse a esta nueva realidad. Serán aquellos que consigan formar parte de esta transformación los que puedan prepararse a tiempo. Esa transformación comienza en la empresa, sus trabajadores y procesos, con el fin de adaptarse a las nuevas necesidades del cliente y la postventa. Los empresarios buscan soluciones ágiles, que resuelvan los problemas del día a día, ofreciendo mejor calidad de servicio y atendiendo mejor a sus clientes.

Para lograrlo, deben optimizarse los procesos internos, reducirse tiempos de espera, eliminar cuellos de botella y tener un control total y directo de lo que ocurre en el taller. Es en este punto donde surgen nuevas herramientas y programas de gestión de talleres de chapa y pintura. Un ejemplo es Skilder, una herramienta web para la gestión de talleres de chapa y pintura, que surge en estos tiempos de cambio para preparar a las empresas y optimizar sus procesos.

Skilder consiste en un programa completamente online, sin necesidad de instalar ningún software, accesible desde los navegadores más actuales como Chrome, Edge o Firefox, con el que puede conocerse de un vistazo el estado actual de los vehículos en el taller de chapa y pintura. La priorización de órdenes, conexión con sistemas externos como Solera - Audatex, control de tiempos y productividad, la gestión del pase del taller, detección de cuellos de botella o incluso conocer en todo momento el estado actual de cada vehículo, permiten al empresario, jefe del taller e incluso a los operarios tomar el control de la chapa y pintura, sus cabinas y procesos. Skilder puede además probarse gratis durante el periodo inicial, para posteriormente realizar un pago por uso en función del número de órdenes del taller tras finalizar el periodo gratuito. De esta manera, la empresa no necesita realizar inversiones iniciales y solo pagar por aquello que utiliza.


Son este tipo de herramientas, tecnologías y transformaciones, las que permitirán a los talleres del presente estar preparados para el futuro. Adaptarse rápidamente al mercado y, apoyándose en la tecnología, prepararse para los cambios en la postventa del automóvil, organizando y optimizando sus procesos, mejorando la productividad y el servicio al cliente final. La agilidad de estos negocios, sus empresarios y trabajadores, es una pieza fundamental en la transformación de este sector si se quiere estar preparado para el profundo cambio que experimentaremos en los próximos años.
Compartir...