COOKIES:  Usamos cookies para ofrecerle una experiencia mejorada. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso. ·  Más información » ACEPTAR

A Todo Motor

PUBLICIDAD
 · Con el MINI JCW WRC en La Palma

Luis Monzón de nuevo al Campeonato de Montaña

Luis Monzon
Tras vencer el pasado mes de marzo la Subida de Juncalillo con el MINI JCW WRC vuelve al coche con el que el pasado año sumó sus participaciones por victorias. Lo hace en la séptima edición de la Subida a Las Caletas que esta temporada inaugura el calendario del Campeonato DISA de Canarias de Montaña.

Casi por sorpresa, Luis Monzón va a estar este fin de semana en La Palma para disputar la VII Subida a Las Caletas. Esta prueba, la primera del regional de montaña que conquistó el pasado año con el equipo Auto-Laca, no estaba prevista inicialmente en su programa, pero la voluntad de Ángel Ramos y del propio piloto de probar el R8 LMS con sus últimas actualizaciones ha hecho que se inscriba.

El listón no puede estar más alto, ya que en 2017 participó en siete pruebas con el potente GT y en las siete acabó en primera posición y siempre con el récord en el bolsillo. En una de las pruebas, en Lanzarote, se adjudicó además la plusmarca absoluta. En esta ocasión, y como a lo largo de todo el pasado año, su principal rival por ese nuevo triunfo será el tinerfeño Enrique Cruz y su Porsche. La Subida a Las Caletas se celebrará durante la mañana del próximo sábado 14 de abril.

El R8 LMS vuelve a la acción en perfecto estado de revista. Propiedad ahora de Ángel Ramos, director de Auto-Laca, se probó en unos test realizados hace semanas en el Circuito de Maspalomas. “Una vez terminó la temporada el coche se desmontó por completo y se revisó hasta el último tornillo. Se han puesto al día algunos componentes como el motor y otros como las suspensiones, que llegaron a finales de la temporada pasada, pueden hacer más efectivo el coche”, explica Monzón.

La voluntad de probar este coche ha sido una de las razones que ha llevado a Ángel Ramos y a Luis Monzón a aprovechar la oportunidad que supone la prueba palmera. En un momento en el que sigue desplegándose la baraja de posibilidades para lo que queda de temporada, disputar de nuevo el regional de montaña es una opción remota. La prioridad en este momento es encontrar el coche que se adapte a sus aspiraciones para disputar el Rally Islas Canarias.

“A nivel campeonato no hay nada planificado aún. Ni en montaña, ni en rallies ni en nada. Todo dependerá de si a Ángel o a mí nos apetece algún reto”, aclara el satauteño. Respecto a las alternativas que maneja para el Rally Islas Canarias asegura que está teniendo en cuenta “muchos factores”, entre ellos, “la garantía de que sea un coche cien por cien competitivo” y, por supuesto, “dar a la afición lo que merece. “Participar en La Palma me va a permitir mantener ese tacto que te da la competición, disfrutar de un coche increíble y, para qué negarlo, espero que me ayude a despejarme antes de tomar la decisión definitiva de qué hacer esta temporada”.
Compartir...