COOKIES: Usamos cookies propias y de terceros para ofrecerle la mejor experiencia en nuestra web, elaborar estadísticas y mostrar publicidad. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso y nuestra Política de Cookies. ACEPTAR

Debut con podio para Raúl Capdevila y el VW Polo N1

En el II Slalom de ADEA celebrado este fin de semana

Raúl Capdevila finaliza tercero en ADEA
Raúl Capdevila finaliza tercero en ADEA
El pasado sábado se celebró el II Slalom Trofeo Corpus Christi bajo la perfecta organización del Club ADEA en la Villa de Mazo, valedero para el Campeonato Regional de la especialidad y que entre otros alicientes, aportaba el esperado debut del Volkswagen Polo N1, con el que Raúl Capdevila intentará proseguir su formación, en la temporada de Slaloms 2018.

El cometido no era sencillo, ya que el joven de la saga Capdevila, acompañado por Mario Quintero, no había tenido antes en sus manos un vehículo de tracción total ni mucho menos que sobrepasara los 300 CV de potencia. Tras una primera manga con mucha cautela y descubriendo como se comportaba el precioso VW Polo N1, con los colores de Loro Parque, Poema del Mar, Volkswagen Canarias, Disa y Naviera Armas, Raúl y Mario mejoraban sustancialmente sus prestaciones en la segunda pasada, para instalarse en la tercera posición absoluta.

En su lucha particular con los Subaru Impreza locales, volvía a rebajar un par de segundos en la tercera y última manga, para conseguir el primer pódium de su corta vida deportiva, a espaldas de los consagrados especialistas Sosa y Tacoronte con sus potentes Mitsubishi.

Sus compañeros de marca y escudería, Antonio Acosta y Nazandy Pérez, disfrutaron de su premio participando delante de su público, y haciendo un meritorio papel con algún problemilla en la caja de cambios.

Raúl Estaba exultante: Ha sido espectacular. Mi objetivo era entrar entre los diez primeros dado el nivel de la lista de inscritos, pero desde mediada la primera manga me encontré muy cómodo y el cuerpo me pedía buscar algo más. Estaba un poco nervioso por la responsabilidad, pero al mismo tiempo confiado ya que el Polo N1 es una maravilla, noble y fácil de pilotar. Eso me permitió animarme y lograr un resultado totalmente inesperado. Hay mucho que aprender, pero también mucho margen de mejora.

Fernando Capdevila no estaba menos orgulloso: Me confieso el primer sorprendido con el resultado, no porque no confiara en su velocidad y capacidad de adaptación, sino por su serenidad y la rapidez en que lo ha conseguido. Se ha saltado de golpe los tres escalones previstos para la primera mitad de temporada. Este niño me va a meter en un lío...

Este programa es posible gracias a la participación de grandes empresas que apoyan nuestro deporte como son Loro Parque, Volkswagen Canarias, DISA, Naviera Armas, FoxHead e Integral del Automóvil.
Publicidad