COOKIES: Usamos cookies propias y de terceros para ofrecerle la mejor experiencia en nuestra web, elaborar estadísticas y mostrar publicidad. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso y nuestra Política de Cookies. ACEPTAR
Publicidad

Se aprende haciendo kilómetros, pero no nos dejan

Raúl Capdevila, resignado tras el IV Slalom CDIC

Raúl Capdevial junto al VW Polo N1
Raúl Capdevial junto al VW Polo N1
"Desgraciadamente sólo se aprende haciendo kilómetros, pero no nos dejan. A este paso voy a tener que seguir llevando por mucho tiempo esa 'L' de prácticas"

A lo largo de una calurosa jornada dominical, la FALP organizó en la Ciudad Deportiva Islas Canarias de Telde el IV Slalom C.D.I.C. El equipo Disa Copi Sport, a pesar de estar participando en el Isla Bonita de La Palma y que esta prueba no era puntuable para el Regional, desdobló sus efectivos para poder darle a Raúl Capdevila la oportunidad de rodar al menos los 15 kilómetros totales de que constaban las seis mangas clasificatorias, en un nuevo y extremadamente lento recorrido, que además se descompuso totalmente tras el paso de más de 300 vehículos.

En una primera manga, realizada con cautela para comprobar los cambios efectuados en la suspensión del VW Polo N1 pilotado por los componentes del Junior Team Copi Sport, Raúl y Mario se colocaron en una privilegiada quinta posición absoluta, lo que dejaba entrever posibilidades de una buena clasificación final, y que los cambios habían sido acertados, pero sobre todo el buen estado de forma del jovencísimo piloto canario.

Finalizadas las tres primeras mangas en un sentido, un todo recto con marcha atrás incluida en una de las paellas, les dejaba en la séptima posición, y con todo por hacer ante la nueva configuración de la pista en sentido contrario. A partir de aquí, los ocupantes del VW Polo N1, con los colores de Loro Parque, Poema del Mar, Volkswagen Canarias, Disa, Velox y Naviera Armas no supieron encontrar la calma para afrontar un terreno impracticable, lo que unido a que el imprescindible freno de mano hidráulico dejó de funcionar correctamente, les hizo cometer dos errores, que les relegó hasta la decimotercera posición final.

Raúl estaba muy resignado: Está claro que he cometido errores, y lo asumo, pero es muy difícil llegar después de tres meses y salir a correr sin poder practicar antes. Me falta experiencia y desgraciadamente solo se aprende haciendo kilómetros, pero no nos dejan. Salgo muy presionado y no me divierto. A este paso voy a tener que seguir llevando por mucho tiempo esa L de prácticas que tenemos en la luna trasera...

Fernando Capdevila tampoco se esconde: Lo que hace esta Federación es incomprensible. Los chicos menores de 18 años están corriendo en todos los rallyes del nacional de asfalto o de tierra, incluso en Montaña, y aquí en Canarias, la región con más licencias y coches de todo el país y donde supuestamente los pilotos deberían tenerlo más fácil, les impedimos aprender. Hemos perdido un año y medio para poder hacer 180 kilómetros de tramo, lo que otros hacen en un fin de semana. Una pena.

Este programa es posible gracias a la participación de grandes empresas que apoyan nuestro deporte como son Loro Parque, Volkswagen Canarias, DISA, Naviera Armas, VELOX, FoxHead e Integral del Automóvil.
Publicidad