COOKIES:  Usamos cookies para ofrecerle una experiencia mejorada. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso. ·  Más información » ACEPTAR

A Todo Motor

PUBLICIDAD
 · Con su Citroën DS3 R5 tras dos rallyes al volante

Benjamín Avella, optimista de cara a la temporada 2019

Benjamín Avella
Después de dos rallyes al volante de su nuevo coche, el piloto grancanario ha mostrado sus posibilidades y espera reunir el presupuesto necesario para disputar el campeonato regional en 2019. Si definitivamente cambia la normativa que rige los GT, el aliciente para el equipo Avella Rally Team sería aún mayor.

El Rallye Villa de Teror y el Rallye de Maspalomas han sido todo un banco de pruebas para el equipo Avella Rally Team. En esas dos citas, su piloto Benjamín Avella se ha puesto a los mandos de su nuevo y flamante Citroën DS3 R5, una máquina con la que ha dejado claro que optar a la victoria absoluta no es una quimera.

“Estamos muy contentos con el coche y estamos muy ilusionados de cara a la temporada que viene”, destaca el piloto grancanario. “Nuestra ilusión, si conseguimos los apoyos necesarios, es plasmar un programa en el campeonato regional”, apunta, indicando de paso que está pendiente de ver si fructifica el cambio de normativa que rige los vehículos de la categoría GT, “ya en el pasado reciente nos llevamos una desilusión al respecto. Para el automovilismo canario sería importante que se vea una lucha en igualdad de condiciones y no que prime la potencia por encima del pilotaje”, desea el grancanario.

Con unos tiempos muy competitivos en el pasado Rallye de Maspalomas, la pareja formada por Benjamín Avella y Agustín Alemán acabó realmente satisfecha. “Por algunos errores nuestros no pudimos llegar al podio, pero el potencial del Citroën DS3 R5 está ahí”, subraya. Esa cita, puntuable para el campeonato regional, la comenzaron con un trompo que les hizo perder tiempo, pinchando posteriormente y llegando casi en llanta a la meta del segundo tramo. “Para la segunda jornada hicimos un cambio radical de set-up, haciendo el coche algo más nervioso, lo que nos llevó a realizar otro trompo en el primer tramo del sábado”, con calada de motor incluida.

Con un mejor tacto sobre esa configuración, Avella-Alemán comenzaron a marcar sistemáticamente el segundo mejor tiempo en cada tramo, quedándose a las puertas de un podio que bien merecieron. “Con los errores por los trompos y debido a nuestra punta de velocidad de 174 km/h, con la que cortábamos durante unos 20 segundos en los tramos del sábado, está claro que nos dejamos unos segundos preciosos, pero estamos más que satisfechos e ilusionados, tenemos un coche competitivo y ganador”, recalcó el grancanario.

Avella quiso agradecer a YHM Motorsport “su trabajo e implicación en este proyecto”, así como a MH Automoción e Innova Autoemoción como parte de su nómina de apoyos.
Compartir...