COOKIES: Usamos cookies propias y de terceros para ofrecerle la mejor experiencia en nuestra web, elaborar estadísticas y mostrar publicidad. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso y nuestra Política de Cookies. ACEPTAR

Domingo Ramos acumuló importantes kilómetros en Adeje

Al volante del Abarth 500 R3T

Foto: Gustavo Alonso
Foto: Gustavo Alonso
Aunque una leve salida de carretera obligó a Domingo Ramos-Eduardo González a reengancharse de cara a la segunda etapa, los kilómetros acumulados en el Rallye Villa de Adeje empiezan a hacerse notar.

La semana más importante de los rallyes a nivel canario ha concluido con la celebración del Rallye Villa de Adeje. En 2019, la prueba tinerfeña ha estado incluida en el European Rallye Trophy y en el Campeonato de España, además de ser la segunda en la hoja de ruta del campeonato canario. Debutando en esta cita, Domingo Ramos estuvo acompañado a la derecha por Eduardo González, sustituto provisional de José Ángel Batista y dos veces ganador de la prueba tinerfeña.

Sobre un Abarth 500 R3T que poco a poco va encajando como un guante en el estilo de conducción del campeón de Las Palmas de la temporada 2017, la pareja grancanaria encontró un duro revés muy cerca de la meta de la segunda prueba especial. Después del buen comienzo, un leve golpe dañaba la horquilla izquierda y obligaba a Ramos-González a tomar el camino del abandono. Afortunadamente, los daños se podían reparar e iban a tener la oportunidad de salir en la segunda etapa.
Foto: Gustavo Alonso
“Acabar ya es una victoria”, destacó Ramos al coronar la segunda y definitiva jornada del Rallye Villa de Adeje. “El viernes salimos con el objetivo de rodar en este nuevo rallye para mí y al principio las cosas parecían ir bien, pero por un fallo de conducción nos dimos un leve golpe”, recordó el del 500 R3T. “Para esta segunda jornada lo más importante era recuperar la confianza, aunque no he sido consistente”, reconoció Ramos. Son kilómetros de experiencia en los que el piloto Abarth ha descubierto que debe pulir sus notas “en tramos más circuiteros, sobre todo de cara a este programa regional en el que vamos a seguir descubriendo rallyes”.

Aunque por diferentes razones el equipo Abarth no ha tenido excesiva suerte en este inicio de temporada, cabe destacar el progresivo entendimiento entre máquina y piloto, una simbiosis que debe trabajar perfectamente engrasada con el objetivo de rendir a buen nivel. En la próxima cita, ya de carácter provincial, volverán al ataque con las mismas ganas.

Este proyecto es posible gracias a Abarth, Suministros Santana Domínguez, Icamotor – Concesionario Oficial Abarth en Gran Canaria, Fiat Professional, Mopar, Escamilla, Comercial Sanrob, Desguace El Cruce y Grúas Arguineguín.
Publicidad