COOKIES: Usamos cookies propias y de terceros para ofrecerle la mejor experiencia en nuestra web, elaborar estadísticas y mostrar publicidad. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso y nuestra Política de Cookies. ACEPTAR

Monzón vuelve con el R8 LMS en la Subida Degollada de Peraza

Dos semanas después de su participación en el Rally Islas Canarias

Luis Monzón. Foto: Carlos Martín
Luis Monzón. Foto: Carlos Martín
Luis Monzón y el equipo Auto-Laca Competición se desplazan este fin de semana a la isla de La Gomera para participar en la IV Subida Degollada de Peraza, prueba que este sábado abre una nueva temporada del Campeonato Disa de Canarias de Montaña. Su participación aquí no supone a día de hoy que el satauteño vaya a realizar el calendario al completo de este certamen. De momento es sólo una prueba aislada y, por tanto, una nueva oportunidad de disfrutar de un coche que ha reportado a su palmarés doce triunfos en doce participaciones.

De esta forma, Monzón y Auto-Laca ponen en juego en Degollada de Peraza esa condición de invictos en estas dos últimas temporadas en las que, además, se han hecho con el título regional de montaña. Allí, en la isla de La Gomera, se medirá a quien ha sido su rival, Enrique Cruz, aunque tendrá a su lado a su compañero de equipo en Auto-Laca, Armide Martín, con un Porsche.

“Gracias a Auto-Laca y al entusiasmo de Ángel Ramos vamos a poder participar una vez más con el R8 LMS. Siempre he dicho que es un lujo pilotarlo y que las sensaciones que transmite son increíbles. Espero que, por sus características, esta subida le vaya bien. A lo largo de las dos temporadas en las que el equipo ha ido adaptándolo a la montaña se ha hecho cada vez más efectivo, pero sigue teniendo como debilidad los tramos rotos”, explica Monzón, cuya temporada arrancó con victoria en Juncalillo al volante del MINI John Cooper Works WRC y continuó con el Rally Islas Canarias en el que rozó el podio en el nacional de rallies y se impuso en el apartado regional.

Sobre el R8 LMS asegura que mantiene “la misma configuración del año pasado”, ya que, como se pudo apreciar en sus registros, “se acertó en la línea de trabajo”. Por ello, de cara a esta temporada que ahora empieza para esta unidad dos veces campeona de Canarias “no presenta cambios de consideración; si acaso, algunos detalles sin apenas importancia”, aclara su piloto.

Esta cuarta edición de la Subida Degollada de Peraza es también puntuable para el Campeonato Provincial de Montaña de Tenerife y para el interinsular. Su recorrido tiene una longitud de cinco kilómetros y la primera toma de contacto con él tendrá lugar a partir de las dos de la tarde, hora en que está fijado por parte de la Escudería Gomera Racing el inicio de los entrenamientos oficiales.
Publicidad