COOKIES: Usamos cookies propias y de terceros para ofrecerle la mejor experiencia en nuestra web, elaborar estadísticas y mostrar publicidad. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso y nuestra Política de Cookies. ACEPTAR
Publicidad

Enrique Cruz y Mario Quintero valoran su paso por Las Andoriñas

El pasado sábado se celebró el Slalom de San Miguel

Slalom de San Miguel
Slalom de San Miguel
El pasado sábado se celebró el Slalom de San Miguel, bien llevado por la Escudería Motor Abona, en el remozado circuito de Las Andoriñas. El tándem compuesto por Enrique Cruz y Mario Quintero tomaba la salida según los planes del equipo tras su participación en el Rallye de Fuerteventura y el Slalom de Telde. Tercera aparición, por tanto, para el pluri-campeón canario de rallyes de asfalto, experimentando nuevas sensaciones sobre la tierra, y en ella, tanto el piloto como el resto del equipo han dejado claro que se toman en serio y con total profesionalidad cualquier prueba, sea cual sea la categoría o el vehículo con el que participen.

Paralelamente a la actividad deportiva, el equipo aprovechó la celebración del día Mundial contra el Cáncer de Mama, para lucir en el vehículo su apoyo a la lucha contra esta enfermedad, a través de la colaboración que mantienen hace años con la Fundación Canaria ?CARRERA POR LA VIDA?.

Enrique no había pisado el ?ratonero? recorrido del circuito municipal de Las Andoriñas en su vida, pero le bastó una pasada a pie por el mismo, para tomar unas notas básicas y demostrar en las cuatro mangas que se celebraron a partir de las diez horas, contabilizando la suma de dos en cada sentido, que la tierra tampoco se le da nada mal.

El Polo con los colores de DISA, Loro Parque y Naviera Armas no dio el menor fallo, y Enrique junto a Mario, descubría el recorrido con cautela en las primeras mangas de cada sentido, marcando sendos quintos puestos en las segundas, detrás de los poderosos vehículos 4x4, para terminar ganando la categoría B5 y también la de dos ruedas motrices, alcanzando finalmente una brillante quinta posición absoluta.

Enrique terminó disfrutando de la jornada: ?La verdad es que en cada experiencia en la tierra aprendo cosas nuevas, y eso es motivante cuando llevaba años prácticamente estancado en la evolución de mi estilo de conducción. El uso continuo del freno de mano para colocar el coche y la anticipación obligada en la entrada a muchas de las curvas, son nuevos para mí. Es divertido y al final incluso me está gustando, sobre todo porque es parte de un plan de futuro que me resulta muy atractivo.?

Este programa es posible gracias a la participación de grandes empresas como son DISA, Naviera Armas, Loro Parque, e Integral del Automóvil.
Publicidad