COOKIES: Usamos cookies propias y de terceros para ofrecerle la mejor experiencia en nuestra web, elaborar estadísticas y mostrar publicidad. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso y nuestra Política de Cookies. ACEPTAR
Publicidad

Isidre Esteve mejora, a la espera de un terreno más favorable

El piloto del Repsol Rally Team escala al 30º puesto de la general

Isidre Esteve y Txema Villalobos
Isidre Esteve y Txema Villalobos
Isidre Esteve está superando con buena nota este rapidísimo arranque de Dakar 2020 y mantiene el tipo frente a rivales con coches más rápidos. Tras finalizar 34º este martes en otra etapa poco propicia para las características de su prototipo BV6, el piloto del Repsol Rally Team ya figura en el top 30 de la general y sexto clasificado de la categoría T1.2 (todoterreno 4x4 diésel modificados).

“Todo el mundo está corriendo mucho estos primeros días y eso no nos favorece, aunque podemos estar contentos de seguir avanzando sin problemas mecánicos. Sólo hemos sufrido los lógicos pinchazos y algún despiste de navegación sin importancia, por lo que nuestro balance de las tres primeras etapas es positivo”, valoraba Isidre Esteve a su llegada al campamento de Neom.

Con anterioridad, el de Oliana había tenido que completar, junto al copiloto Txema Villalobos, otra exigente especial de 414 kilómetros, con dos neutralizaciones de 30 minutos. “La etapa ha sido increíblemente bonita, con tres partes muy distintas. La primera, muy rápida en la que hemos vuelto a tragar mucho polvo hasta adelantar a varios buggys y camiones; la segunda, con arena y por cañones espectaculares, en la que rodamos a buen ritmo; y la tercera, más montañosa, con ríos secos por los que era difícil navegar”, resumía.
Isidre Esteve y Txema Villalobos
En esa tercera parte ha sido donde el Repsol Rally Team ha sufrido los dos contratiempos más reseñables del día. “A 50 kilómetros de meta hemos pinchado una rueda y, poco después, nos hemos extraviado en una zona de ríos secos con otros participantes que tampoco encontraban la salida. Ha sido un momento de cierto caos, aunque por suerte no hemos perdido demasiado tiempo”, explicaba Isidre Esteve.

De hecho, el ilerdense ha salido bastante airoso de ese punto crítico e incluso ha recuperado algunas posiciones, al llegar a la meta con un tiempo de 4 horas, 46 minutos y 11 segundos. En el acumulado, ya suma 13 horas, 35 minutos y 51 segundos, tiempo que le sitúa 30º de la general, cerrando un grupo de 10 pilotos distanciados por menos de una hora.

Esas ajustadas diferencias permiten ser optimista a Isidre Esteve de cara a las próximas etapas: “Estamos disfrutando mucho de un recorrido espectacular, aunque ya tenemos ganas de que lleguen las especiales más lentas, con dunas y navegación, que nos beneficiarán porque la velocidad no marcará tanto la diferencia. Será importante llegar lo mejor situado a esa parte de carrera más favorable para nosotros”.

El piloto del Repsol Rally Team deberá esperar todavía un poco más, puesto que mañana miércoles las dunas volverán a brillar por su ausencia, durante la cuarta etapa entre Neom y Al Ula. Los participantes deberán superar la friolera de 672 kilómetros, de los cuales 453 serán cronometrados.
Publicidad