COOKIES: Usamos cookies propias y de terceros para ofrecerle la mejor experiencia en nuestra web, elaborar estadísticas y mostrar publicidad. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso y nuestra Política de Cookies. ACEPTAR
Publicidad

Óscar Fuertes se sobrepone al dolor y llega a 25ª posición en el Dakar

El piloto madrileño y Diego Vallejo siguen avanzando

Óscar Fuertes y Diego Vallejo
Óscar Fuertes y Diego Vallejo
Los resultados de campanillas en el Dakar se venden caros; hay que ganarlos en condiciones extremas con sudor, lágrimas" y un vehículo que responda a las exigencias. Es así como Óscar Fuertes y Diego Vallejo han llegado este viernes a la jornada de descanso de la edición 2020, en Riad, la capital de Arabia Saudí: sufriendo, pero satisfechos por el rendimiento sobre la arena saudí del SsangYong Korando DKR.

Ha sido toda una odisea, porque el piloto madrileño ha empezado la jornada con problemas estomacales y, para colmo, el dolor en la pierna izquierda "operada apenas un par de semanas antes del comienzo de la prueba" se ha ido haciendo más intenso a medida que avanzaba la dura sexta etapa. No en vano, era la más larga del rally hasta ahora, con un total de 830 kilómetros, entre Ha"il y Riad, de los cuales 477 de especial cronometrada, íntegramente sobre arena y fuera de pista.

"En el kilómetro 302 de la especial, he llegado a pensar que nos tendríamos que parar, porque veía a Óscar fundido. Pero se ha ido recuperando y hemos acabado, aunque con mucho esfuerzo", reconoce el copiloto Diego Vallejo. Fuertes ha adoptado un ritmo conservador en las zonas más rápidas y el entendimiento en la cabina del Korando DKR ha vuelto a deparar una jornada de navegación impecable, sin un solo fallo, a pesar de que el roadbook no se ha entregado hasta los minutos previos a la salida.

Después de 5 horas, 50 minutos y 40 segundos en competición, la pareja de SsangYong Motorsport ha finalizado la especial en la 40ª posición, un resultado parcial que se ha traducido en ese sensacional 25º puesto en la general. "Hemos sufrido mucho, pero estamos contentos porque hubiésemos firmado a ciegas llegar a Riad en esta posición", valora el persevante ex campeón de España de rallys tras sacar lo mejor de sí para llevar el Korando DKR al ecuador del Dakar saudí.

Además, después de cruzar la meta de esta sexta especial, la marca coreana ya acumula 30 etapas consecutivas terminadas desde su primera participación con el piloto madrileño y su copiloto gallego, en 2018: 14 ese primer año; 10 en 2019, y las 6 celebradas hasta ahora en Arabia Saudí, desde el inicio de la edición 2020 el pasado domingo. Un cien por cien de fiabilidad de SsangYong Motorsport en las tres ediciones de la carrera más dura del mundo junto a Fuertes y Vallejo.

Otro dato que ilustra el consistente rally que están disputando Fuertes y Vallejo con el Dragón es que, por quinto día consecutivo, son el tercer mejor equipo español clasificado, sólo por detrás de Carlos Sainz, líder de la prueba, y Fernando Alonso. "Llevamos dos días completando etapas bastante "limpias", dejando a un lado los problemas físicos de Óscar en esta última. Estamos haciendo un gran rally, y creo que el resultado lo refleja", explica Diego Vallejo.

Así pues, después de casi 30 horas en carrera, la jornada de descanso en Riad supondrá este sábado una merecida pausa para SsangYong Motorsport, en la que piloto y copiloto podrán recuperar fuerzas y los mecánicos comprobarán el perfecto estado del Korando DKR, dejándolo a punto para afrontar la segunda semana de la competición. El top 20 asoma en el horizonte como un objetivo al alcance de SsangYong Motorsport, pero tocará pelear y sufrir para alcanzarlo.

Leer más

Publicidad