COOKIES: Usamos cookies propias y de terceros para ofrecerle la mejor experiencia en nuestra web, elaborar estadísticas y mostrar publicidad. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso y nuestra Política de Cookies. ACEPTAR
Publicidad

Óscar Fuertes y Diego Vallejo ganan una posición en el Rally Dakar

SsangYong Motorsport vuelve al top 25 en plena etapa maratón

Óscar Fuertes y Diego Vallejo
Óscar Fuertes y Diego Vallejo
SsangYong Motorsport tenía anotada en rojo la décima jornada del el Dakar, ya que era la primera parte de la temida etapa maratón, sin asistencia. Sin embargo, Óscar Fuertes y Diego Vallejo no sólo han completado sin apuros la parte de la especial que finalmente se ha dado como válida, sino que la consistencia de su pilotaje y navegación, así como la fiabilidad del Korando DKR, les ha permitido ganar una posición en la general para regresar al top 25. Entre los pilotos españoles, vuelven a ser terceros, sólo por detrás de Carlos Sainz y Fernando Alonso.

Las circunstancias han suavizado considerablemente la dureza del día, ya que la especial entre Haradh y Shubaytah tenía que haber sido la segunda más larga de toda la prueba, con 534 kilómetros, pero, por motivos de seguridad, se ha interrumpido en el kilómetro 223 (el cuarto waypoint, donde empezaba el tramo neutralizado del día). "Al parecer, ha habido muchos accidentes en la primera parte de la especial y no había suficientes helicópteros para garantizar el rescate", explica Óscar Fuertes.

Ajenos a los problemas, los de SsangYong han completado estos 223 kilómetros en la 30ª posición, en poco más de 2 horas y media, y a sólo media hora de Sainz, vencedor de la etapa y líder de la general. Además de subir al 25º puesto de la general, Fuertes y Vallejo se han distanciado unos valiosos minutos de su perseguidor más inmediato, lo cual consolida su entrada en el top 25. Es la mejor posición de SsangYong en los tres últimos Dakares, un resultado de mucho mérito habida cuenta del nivel de pilotos y máquinas participantes, y de la velocidad de las etapas.

En este sentido, el acortamiento de la especial de este miércoles ha hecho que el Korando DKR haya salvado sin inmutarse uno de los obstáculos más complicados, a priori, del rally. "Siendo honestos, nos alegramos, porque es la etapa maratón y el coche no ha sufrido nada, está impoluto. Incluso las ruedas están casi nuevas; ni siquiera hará falta que las cambiemos", reconoce el ex campeón de España de rallys.

En cualquier caso, SsangYong Motorsport se había preparado a conciencia para este reto. "En una etapa maratón, no puedes recibir asistencia entre una jornada y la siguiente, y sólo cuentas con los medios que lleves a bordo o en un camión en carrera. Nosotros hemos optado llevar una tercera rueda de recambio, cuando normalmente sólo llevamos dos; además, en un camión llevamos una cuarta. Aunque hasta ahora nuestros neumáticos Yokohama se han comportado de fábula y no hemos pinchado, hemos preferido ir sobre seguro", explica Fuertes.

Superado el primer escollo de la etapa maratón, el piloto madrileño y su copiloto gallego dormirán al raso en medio del desierto conocido como Empty Quarter ("lugar vacío")" o, como lo ilustra Diego Vallejo, "en mitad de la nada". Cuando despierten el jueves a primerísima ahora, les tocará afrontar la segunda parte de la maratón, de vuelta a Haradh, con 744 kilómetros (379 cronometrados). Será la penúltima etapa del Dakar saudí, el penúltimo reto para la consecución del objetivo anhelado por SsangYong Motorsport.

Leer más

Publicidad