COOKIES: Usamos cookies propias y de terceros para ofrecerle la mejor experiencia en nuestra web, elaborar estadísticas y mostrar publicidad. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso y nuestra Política de Cookies. ACEPTAR
Publicidad

FALP: Avance Asamblea General con 50 competiciones en 2020

En Gran Canaria, Lanzarote y Fuerteventura

Momento de la Asamblea
Momento de la Asamblea

Más Información

La Federación de Automovilismo de Las Palmas aprobó este sábado en su Asamblea General un calendario de competiciones para la provincia de Las Palmas con un total de 50 pruebas repartidas entre las islas de Gran Canaria, Lanzarote y Fuerteventura, puntuables para los diversos campeonatos provinciales e insulares de la Temporada 2020, que arrancará el próximo sábado con la Subida de Juncalillo.

Las modalidades de asfalto (rallys, rallysprints y subidas) contarán con 25 citas, tres más que las de tierra (rallys, slaloms, 4x4 Extreme y circuitos), que suman 22 fechas. Además, el karting tendrá tres carreras, dos en Gran Canaria y una en Lanzarote, lo que unido a los tres eventos de drift + velocidad en circuito, suman la cifra de 50 competiciones en total en esta provincia de Las Palmas. Se cae la Subida de Betancuria y Montaña alta será puntuable para el Campeonato de Montaña. Los slaloms en tierra están pendientes de confirmar su lugar de celebración, el Slalom de La Aldea pasa al mes de mayo, el Eco Rally GC se adelanta a Septiembre, el trial extremo tendrá tres citas más un raid, las subidas de Fataga y San Bartolomé se vuelven a disputar el mismo día y queda pendientes de asignación de fechas el Rallysprint La Candelaria y el Rallye Tías-Yaiza, ambas pruebas de Lanzarote.

Esta Asamblea ha sido la primera con Miguel Angel Domínguez de presidente de la FALP, actuando de secretario Gregorio Toledo. Participaron 39 de los 56 miembros, con un desarrollo de unas dos horas y media, en un grato ambiente de cordialidad que facilitó la aprobación de muchos puntos sin apenas debate, aunque en algunos más trascendentes sí que hubo discrepancias de opinión, que fueron salvadas otorgando el presidente la palabra a todos los asamblearios que quisieron expresar sus ideas.

El tema más debatido fue sobre la inclusión en los campeonatos provinciales de los vehículos no permitidos a puntuar por la Federación Canaria, los WRC, E1, E2 y A2 -por un lado-, junto a los R5+ excluídos totalmente. La conclusión aprobada fue que la junta de gobierno de la FALP solicitará a la FCA permitir puntuar para sus campeonatos a este tipo de coches. En caso de negativa, se volverá a apelar a la FCA para crear un Trofeo exclusivo, donde incluso podrían entrar también los R5+. Se decidió proceder de esta forma, para no ir en contra de las prescripciones de los reglamentos ya aprobados por la Asamblea de la FCA, por lo que esta norma queda a expensas de lo que decida la Federación Regional.

Se aprobó también un protocolo para evitar la coincidencia de pruebas de la misma modalidad. La sustitución en la medida de lo posible de las banderas físicas por las digitales (se activan desde dirección de carrera y las ven piloto y/o copiloto dentro del coche), en los tramos de los rallys y en el resto de pruebas, siempre que la tecnología lo permita. Los resultados a retener en montaña seguirán siendo cinco, a pesar de que el número de pruebas ha crecido a diez citas. Para el Campeonato de Lanzarote se informó de que el Rallye Tías-Yaiza lo realizaría el club Motor Isleño con la colaboración de otras escuderías lanzaroteñas.

Se aprobaron los diferentes reglamentos de todos los campeonatos con ligeras variaciones con respecto a temporadas anteriores y también de los certámenes promocionales como Trofeo Mejor Debutante, Trofeo Toyota-Enma,Copa Faroga 1.6, Copa BMW Power (este año combinando rallys y montaña). Y las novedades del Trofeo Opel N3 (participantes de Gran Canaria de la extinta Copa Adam) y la más retro de todas, la recuperación de la Copa Marbella en pruebas de asfalto.

En el apartado económico, la aprobación de las cuentas de 2019 y el presupuesto 2020 quedaron pendientes para otra Asamblea extraordinaria, ya que a día de hoy no se ha entregado la documentación necesaria por parte del gestor de la anterior junta de gobierno, según informó el actual presidente de la FALP, que también indicó que una vez entregados se van a poner en manos de los servicios jurídicos para constatar que están correctas. En el caso de que se detecte administración desleal, se presentará la correspondiente demanda para que asuman las responsabilidades debidas.

En el momento de tomar el mando de la FALP el pasado mes de febrero, el saldo real era de poco más de 2.000 euros y una deuda de casi 65.000 euros a proveedores. Con la subvención de 30.000 euros que viene del Cabildo de Gran Canaria y a punto de cobrarse, la FALP se quedaría con una deuda cercana a los 40.000 euros. Por todo ello, Miguel Angel Domínguez expresaba la imposibilidad de poder elaborar un presupuesto para este año, a la espera de ver el balance definitivo del 2019.

La Asamblea tuvo lugar en una de las salas del Gran Canaria Arena, donde este fin de semana se viene desarrollando también y en simultáneo, el Seminario de Oficiales y Voluntarios 2020, con 160 participantes y unas 15 ponencias, cerradas esta tarde por Germán Morales y Manuel Vidal, máximos. responsables en la organización del FIA-ERC Rally Islas Canarias.

Más Información

Publicidad