COOKIES: Usamos cookies propias y de terceros para ofrecerle la mejor experiencia en nuestra web, elaborar estadísticas y mostrar publicidad. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso y nuestra Política de Cookies. ACEPTAR
Publicidad

Espectacular reunión de 250 Porsche en el Autocine

Porsche Ibérica organiza un preestreno exclusivo

250 Porsche en el Autocine
250 Porsche en el Autocine
El pasado sábado 20 de junio, coincidiendo con el fin del estado de alarma que ha limitado nuestros movimientos durante cien días, Porsche Ibérica organizó una velada muy especial para encontrarse, ¡por fin!, cara a cara con sus clientes. Con el escenario del autocine Race como telón de fondo, invitó a los propietarios de cualquier modelo Porsche a asistir al estreno de la tercera entrega de “Dos policías rebeldes”, una comedia clásica de mucha acción, donde un Porsche 911 comparte protagonismo con Will Smith y Martin Lawrence.

Y la acogida no pudo ser más favorable. Doscientos cincuenta Porsche y más de seiscientas personas llenaron todas las plazas disponibles y disfrutaron, primero, de un agradable atardecer en la terraza del autocine, donde repusieron fuerzas junto a los diversos foodtrucks que surtían de comida y bebidas a los asistentes; y luego, de dos horas divertidas y trepidantes, con muchas imágenes espectaculares del nueveonce conducido por Will Smith.

“Una vez más, me siento profundamente orgulloso de nuestros clientes, que han respondido con entusiasmo a esta primera llamada de reencuentro después de tantos meses sin otro contacto que el virtual”, comentaba antes del inicio de la película Tomás Villén, Director General de Porsche Ibérica. “La imagen de 250 Porsche `sentados´ armoniosamente frente a la gran pantalla es todo un símbolo que demuestra que somos una gran familia, una familia que comparte la pasión por nuestros extraordinarios deportivos, pero también por un estilo de vida que nos une más allá de la carretera”.

Nunca un patio de butacas tuvo asistentes tan selectos. Las primeras filas estaban ocupadas por los deportivos de dos puertas, entre los que se encontraban toda clase de versiones de los 911, Boxster y Cayman, incluidas joyas como GT3 RS o 718 Spyder. A continuación se posicionaban las grandes berlinas Panamera y los primeros Taycan que ruedan ya por suelo español. Y detrás, para completar la armoniosa fotografía, los musculosos Macan y Cayenne, con representación de todas las generaciones de este último modelo.

“Nos gusta hacer cosas diferentes, acciones que permitan a nuestros clientes saborear experiencias Porsche en distintos escenarios, pero siempre con la exclusividad y el buen ambiente como condición imprescindible. Y por la manera en que siempre reaccionan, debemos ir por el buen camino”, resumía Tomás Villén al terminar la velada.
Publicidad