COOKIES: Usamos cookies propias y de terceros para ofrecerle la mejor experiencia en nuestra web, elaborar estadísticas y mostrar publicidad. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso y nuestra Política de Cookies. ACEPTAR
Publicidad

Los elementos que debes revisar de tu coche antes de tus vacaciones

Estos son los elementos más importantes

Foto: Max Rovensky
Foto: Max Rovensky
Las vacaciones son el momento estrella del año, en el que llevas soñando durante meses y quieres que todo salga perfecto. Pero, puede que en un momento del viaje, el coche te deje tirado y no te lleve a tu destino. Esto puede pasar en cualquier momento, ya que los coches son máquinas y, como tales, pueden fallar momentáneamente.

Pero, si quieres tener menos probabilidades de que esto ocurra, no dudes en hacer una revisión completa a tu vehículo antes de partir a tu destino vacacional. A continuación te presentamos algunos de los puntos clave que tendrías que tener en cuenta para revisar en tu vehículo.

Nivel de aceite

Tendrás que comprobar muy bien la cantidad y calidad después del frío invierno ya que es el líquido que engrana el motor, al igual que si funcionara como un rodillo de tragaperras casino777, el motor de tu vehículo debe rodar a la perfección.

Para comprobar los niveles, los fabricantes, en la varilla, ponen dos puntos o dos rayas y el líquido se debe situar entre ellas. Además, debes hacerlo con el motor en frío.

Anticongelante

Para comprobar este líquido no hace falta ni que quites el tapón ya que el vaso de expansión tiene un nivel indicador que es translúcido. Lo mejor, si crees que existe una fuga es que compres este líquido en tono amarillo fluorescente ya que, de esta forma, resaltará en el suelo.

Limpiaparabrisas

Es un líquido muy importante, sobre todo, por si si surgen imprevistos de suciedad durante tu viaje. Asimismo, tendrás que fijarte en el estado de las escobillas, porque si están deterioradas, el líquido limpiaparabrisas no servirá para nada.
Foto: Roberto Nickson
Luces

Debes regularlas temporalmente y gracias a un destornillador y el regloscopio podrás corregir cualquier tipo de defecto en muy poco tiempo. Son un elemento imprescindible para la seguridad vial.

Neumáticos

Tendrás que comprobar el equilibrado y su estado. Valora el desgaste. Si están a ras del testigo o si la banda de rodadura es inferior a 3mm, tendrás que cambiar las ruedas. Asimismo, fíjate en que no tengan abolladuras, cortes, perforaciones ni un desgaste irregular. También debes ver que la presión es la recomendada por el fabricante.

Líquido de frenos

Para comprobarlo, lo que tienes que hacer es pisar a fondo el pedal de freno y ver si baja el nivel del vaso de expansión. Así se comprueba su presión óptima.

Batería

Al mirarla, si notas que sale líquido de ella, deberás cambiarla y revisar el alternador. Además, mantén limpios los bornes y desecha la batería si alguno presenta un aspecto rugoso u oxidado.

Manguitos y abrazaderas

Tendrás que cambiar estos elementos si sirven de escape para los líquidos o tienen grietas.

Inyección, suspensión y encendido

Un balanceo de la carrocería y chirridos de las piezas tienen que ver con un mal estado de la suspensión. En cambio, si el coche tarda en arrancar, el problema tendrá que ver con la inyección o el encendido.

Bujías, filtros y cables

Para el cambio de cables y filtros, el fabricante es el que indica los plazos de revisión. En cuanto a las bujías, si están sucias, podrán ocasionar problemas en el arranque y elevar el consumo de combustible.
Publicidad