COOKIES: Usamos cookies propias y de terceros para ofrecerle la mejor experiencia en nuestra web, elaborar estadísticas y mostrar publicidad. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso y nuestra Política de Cookies. ACEPTAR
Publicidad

¿Qué detalles tuning de tu vehículo pueden pasar la ITV sin problemas?

Algunos datos interesantes para tu siguiente paso por la ITV

Mecánico
Mecánico
El tuning es una práctica muy popular entre los usuarios que desean exhibir con orgullo su coche personalizado y con estilo. Dependiendo del tipo de sustitución realizado a los componentes del fabricante, tapizado, alerones, luces, suspensión, paragolpes, etc., algunos requieren de permisos especiales para aprobar la inspección de la ITV.

Pero, ¿cómo saber cuáles son los cambios admitidos y los que necesitan previa autorización?, la normativa lo señala y los trámites están disponibles vía online para tu mayor comodidad y seguridad.

Modificaciones que no necesitan permisos

Los cambios en los coches deben cumplir con la homologación establecida en el Manual de Reformas de Vehículos, de acuerdo a los parámetros del Real Decreto DC866/2010, en todas las Comunidades Autónomas desde 2017.

Por lo que para pasar la ITV, es importante que conozcas exactamente qué es lo que establece la ley si no deseas perder tiempo ni dinero. En este sentido, todos los cambios para mejorar el confort, tapizado de asientos, pintura de carrocería y bocinas para el sonido no requieren autorización.

Hay que destacar que, en la prueba de la inspección técnica, en el baremo de acondicionamiento interior, se evalúa la fijación de los asientos, el funcionamiento óptimo de los cinturones de seguridad, la inclusión de alarmas antirrobo y los indicadores de velocidad y combustible.

En esta parte del examen, se exige que no haya ningún elemento que interfiera en la visibilidad del conductor, por lo que, si tienes adhesivas propias de la cultura tuning, es posible que tu vehículo no apruebe la inspección.

Cambios que exigen autorización

Si sustituyes piezas con dimensiones distintas a la que aparecen en la tarjeta de inspección técnica del fabricante, es necesario solicitar el permiso respectivo. Esto incluye específicamente la instalación de neumáticos no homologados y modificaciones en la estructura externa del coche.

Las alteraciones y sustituciones que requieren la aprobación de la Dirección General de Tráfico antes del examen son las siguientes.

- Modificar la centralita del motor para una mayor potencia.
- Emplazar la placa de la matrícula.
- Tintar las lunas.
- Sustituir amortiguadores por otros no homologados.
- Instalar elementos de señalización e iluminación de distintas a las marcas en la tarjeta de la ITV.
- Usar recambios que afectan la suspensión, dirección, transmisión, ejes y frenado del vehículo.

¿Cuál es el procedimiento para solicitar la aprobación del elemento tuneado?

Después de hacer la modificación mecánica o estética del coche, debes ir a la sede de la ITV en un plazo máximo de 15 días y llevar el informe técnico con los detalles del cambio. Para ser aprobado, debe estar avalado por un taller reconocido por la oficina de tráfico o por el fabricante.

La nueva información debe ser especificada en la tarjeta de la ITV.

Penalizaciones

Si no apruebas la inspección de la Dirección General de Tráfico y eres detenido por infringir algún delito de tráfico, puedes recibir la multa de 500 euros por circular en un vehículo no autorizado ni homologado. Así como también, asumes el riesgo de que el seguro no cubra los gastos en accidentes y choques al conducir sin la autorización.

Hay que subrayar que, en el momento de solicitar trámites relacionados con el coche, documentos de compraventa, traspasos, préstamos, etc., es posible que te sean negados hasta que actualices la tarjeta de la ITV con las nuevas modificaciones.

Requisitos para solicitar la cita

Cada seguro y empresa piden a los conductores el ITV actualizado y vigente en plazos específicos. Por lo general, solamente te piden la dirección de correo electrónico y el número de matrícula, así como también datos específicos del coche y del propietario.

Consulta en tu Comunidad Autónoma, la disponibilidad de la página online con los horarios, el servicio de citas y centros de atención al usuario para solicitar más información. En algunas oficinas, se ofrecen descuentos para este tipo de servicios.

La ITV o Inspección Técnica de Vehículos es un requisito legal que todo conductor debe cumplir para garantizar que su medio de transporte cumpla con las normas de seguridad y no emite gases contaminantes en las vías públicas de España.

Tuning seguro

La práctica del tuning cada vez más popular en las calles ibéricas, los inspectores que realizan estas pruebas técnicas deben verificar que estas modificaciones no ponen en peligro la seguridad de los tripulantes ni de los transeúntes.

Es por esta razón, que el examen es completo. Se verifica la carrocería, el chasis, el sistema de iluminación y señalización, frenos, dirección, ejes, neumáticos, rueda, suspensión, motor, transmisión y estado óptimo de cada uno de los recambios.

En caso de considerar sustituir piezas de tu coche para adaptarlo a tu propio estilo, comprueba si éstas cumplen con las características homologadas del fabricante y en caso de estar fuera de la normativa, solicita antes de la inspección, el permiso pertinente.
Publicidad