Publicidad

Alonso intentará con Renault ponerse a la altura de Senna y Lauda

Fernando Alonso volverá el año que viene a la Fórmula 1

Alonso con Renault. Foto: ph-stop
Alonso con Renault. Foto: ph-stop
Fernando Alonso volverá el año que viene al campeonato automovilístico por excelcencia, la Fórmula 1. Lo hará de la mano de Renault, equipo con el que fue doble campeón del mundo de la categoría hace ya más de una década. El primero llegó en 2005, tras pelear cara a cara con todo un heptacampeón del mundo como era (y es) el piloto alemán Michael Schumacher. Un año después, el asturiano repitió la gesta, también compitiendo con Schumacher, para sumar su segundo y último título de la Fórmula 1 de su carrera deportiva.

Tras alzarse como el mejor piloto en 2006, Alonso encadenó años de encuentros y desencuentros, de idas y venidas, de momentos mejores y de momentos peores. Un vistazo a su aventura en Mclaren es sin duda un indicativo de esa montaña rusa de emociones en la que el piloto español se vio envuelto tras abandonar la disciplina de Renault. Durante esa aventura, Alonso estuvo cerca de sumar su tercer campeonato del mundo, pero sus batallas dentro y sobre todo fuera de la pista con su nuevo compañero de equipo, Lewis Hamilton, pusieron en bandeja de plata el título al finlandés Kimi Raikkönen.

Con Ferrari, cerca del tercer título

Tras esa temporada fatídica y llena de polémicas en 2007, Fernando Alonso aceptó una oferta de Renault para volver al equipo con el que había triunfado años atrás. Esa segunda etapa no resultó satisfactoria para ninguna de las partes, salvo honrosas excepciones (una pole y dos victorias) y entonces fue cuando Ferrari entró en escena para rescatarlo de la mediocridad competitiva. Fue con la escudería italiana con la que el español estuvo cerca, muy cerca, de sumar ese tan ansiado tercer galardón en la categoría. Ansiado por él y también por los millones de fans a los que el piloto logró movilizar en España.

El hecho de que en sus años en Ferrari pudiese pelear por el título tiene más mérito, si cabe, si se tiene en cuenta que con quien peleaba era con el todopoderoso Red Bull de Sebastian Vettel, que fue quien se llevó el gato al agua en cinco de las cuatro temporadas en las que Alonso estuvo en Ferrari. Los cuatro títulos seguidos de Vettel sirven para reflejar que Alonso no peleaba solo con el alemán, sino también contra un bólido que era mucho mejor que el resto. Una situación similar a la que ha experimentado Mercedes en el último lustro, donde no ha tenido rival el coche con motor germano. 
Alonso Canada 2007. Foto: ph-stop
Renault, en clara mejoría

Tras unos años desastrosos en Mclaren, con un coche muy lejos de pelear por victorias y, por ende, por el campeonato, Alonso puso un punto y seguido en su carrera en la Fórmula 1. El asturiano, no obstante, nunca cerró categóricamente las puertas a regresar al circo y, al final, ha terminado por volver. Lo hará con Renault, un coche y un equipo que está actualmente en clara mejoría y que, de hecho, se ha subido al podio esta temporada en un par de ocasiones de la mano de Daniel Ricciardo. 

Es quizá todavía pronto para aseverar si Alonso va a poder luchar por el campeonato con ese Renault. También para prever si va a poder repetir el rendimiento de Ricciardo, peleando por ser el mejor del resto y haciéndolo con podios de por medio. Sin duda, Alonso ha demostrado de sobra que es un gran piloto, ergo no es demasiado atrevido señalar que si Ricciardo ha podido sumar podios con Renault, también lo va a poder hacer Alonso. Hacerlo ya sería un gran paso para, quién sabe, y en conclusión, tener las cosas más claras en lo que respecta a Fernando Alonso pudiendo alzarse con un tercer campeonato de pilotos de la Fórmula 1. Ello le colocaría, al menos en términos cuantitativos, a la altura de grandes leyendas del deporte como Niki Lauda, Ayrton Senna o Nelson Piquet. No se sabe si lo logrará, pero sí que lo va a intentar.
Publicidad