Publicidad

Las motos eléctricas en España

Sus ventajas y desventajas

Artículo patrocinado
Artículo patrocinado
Con los altos precios del petróleo y el creciente interés por la sostenibilidad, las motos eléctricas han irrumpido con fuerza en el mercado español.

Con una autonomía cada vez mayor y tiempos de carga más cortos, las motocicletas eléctricas son un mercado en rápida evolución que ofrece diferentes alternativas en cuanto a marcas y modelos.

En este sentido, la marca de motos eléctricas Horwin está despuntando con los modelos que ha lanzado al mercado. Apostar por la movilidad no contaminante está haciendo que este medio de transporte se esté convirtiendo en uno de los más elegidos para trasladarse individualmente.

Que este sector esté creciendo se debe, en gran parte, a la apuesta de los ayuntamientos de promover zonas libres de ruidos y humos. Las bajas emisiones de una moto eléctrica se encuadran dentro de lo delimitado por las normativas europeas en lo que respecta al cambio climático y mejorar la calidad del aire.

Ventajas de usar una moto eléctrica

Cuando el precio del combustible sube, como ha ocurrido recientemente, también lo hace la demanda de motos eléctricas. Pero hay otras razones por las que cada vez más eligen las motos eléctricas como medio de transporte favorito.

Al no depender de motores de combustión, las motos eléctricas son silenciosas y no producen emisiones. También necesitan menos mantenimiento que sus homólogas de combustión, y pueden recargarse más rápidamente que otros vehículos eléctricos.

No contaminan

Una de las razones para adquirir una moto eléctrica es que son más respetuosas con el medio ambiente que sus homólogas de gasolina. El único impacto que provocan es la generación de electricidad con la que funcionan.

Además de una menor contaminación, las motos eléctricas también producen mucha menos contaminación acústica. Sus motores generan una pequeña cantidad de ruido, pero son mucho más silenciosos que los motores de gasolina.

No escuchar el sonido ensordecedor del escape puede hacer que el conductor disfrute más de su viaje. También hay que tener en cuenta la seguridad que aporta esto, ya que al no escuchar sonidos molestos, la persona será más consciente de su entorno y conducirá con más cuidado.

Menos mantenimiento y reparaciones

Las motos eléctricas necesitan menos mantenimiento, pues en su mecánica no existen las bujías, filtros de aire, carburadores ni aceite que haya que sustituir. Esto significa que son menos propensa a fallos y daños y, en consecuencia, generan menos gastos en mantenimiento y reparaciones.

Por otro lado, las baterías de las motos eléctricas rara vez requieren reemplazo. Pueden recorrer unos 320.000 km sin que su batería pierda más de 20% de su capacidad máxima original.

Carga fácil

Muchos de los vehículos eléctricos de dos ruedas que existen en el mercado actualmente tienen diferentes opciones de batería para que la carga sea lo más cómoda posible.

Algunas motos eléctricas incluyen baterías extraíbles e intercambiables, la mayoría pueden cargarse en casa o en la oficina, y gran parte de estas pueden enchufarse en las estaciones de carga que utilizan los coches eléctricos.

Estas son algunas de las ventajas que ayudan a los usuarios a evaluar la posibilidad de adquirir un medio de transporte de estas características. Aunque siempre surgen otras preguntas como ¿cuánto cuesta una moto eléctrica? o ¿qué otros aspectos hay que tener en cuenta a la hora de adquirir una?

Desventajas de usar una moto eléctrica

Como hemos mencionado anteriormente, el sector de las motos eléctricas ha crecido en los últimos años. Sin embargo, existen desventajas que muchas personas tienen en cuenta y hacen que opten por una moto convencional.

Precio de venta

Esta es una de las más importantes y es probablemente la queja más citada con respecto a las motos eléctricas.

Debido a que este tipo de vehículos y sus sistemas de propulsión se fabrican a una escala mucho más pequeña que los modelos tradicionales que funcionan con gasolina, los costes de producción son notablemente más altos. En consecuencia, sus precios de venta son más elevados.

Tiempo de carga

Otra desventaja obvia de tener un vehículo eléctrico son los tiempos de carga. A diferencia de las motos de gasolina, que se pueden llenar en 1 o 2 minutos en la gasolinera, las eléctricas requieren entre 2 y 4 horas para cargarse.

Fuente de combustible

Aunque las motos eléctricas no emitan dióxido de carbono, la realidad es que gran parte de la energía utilizada para cargar las baterías no proviene de los puntos más ecológicos, sino de centrales de gas natural, carbón y petróleo.

A pesar de estos inconvenientes, la buena noticia es que las desventajas se van reduciendo a medida que la tecnología de los vehículos eléctricos continúa evolucionando y se produce a mayor escala.
A Todo Motor Store - Camisetas A Todo Motor Store - Sudaderas A Todo Motor Store - Accesorios
Publicidad