Publicidad
Publicidad
Curso Copilotos Online

Entrevista a Fernando Copi Capdevila

Solo pretendo devolver a nuestro deporte todo lo que me ha dado en la vida.

Copi Capdevila en 1984 con el BMW 635
Copi Capdevila en 1984 con el BMW 635
Fernando Capdevila, que estudió Ciencias Biológicas en la Universidad de La Laguna, vive en San Cristóbal de La Laguna y nació en Santa Cruz de Tenerife, no suele dejar a nadie indiferente cuando hace algo en este mundillo y es por ello que lo traemos a estas páginas para conocer algo más de quien ha pasado por la faceta de piloto y ahora se encuentra dentro del complicado mundo de aunar esfuerzos para sacar adelante proyectos deportivos atractivos.

Pero vamos por partes, Copi, dinos primero como fueron tus comienzos en este deporte
Motero antes que fraile
Mientras participaba en motos y karting, la que luego fue mi fiel copiloto, Marga Cortecero, participó en la Copa MINI, que organizaba el Concesionario Golding. Su premio era una invitación al Rally Internacional Isla de Tenerife y a El Corte Inglés y me dio la oportunidad de conducir (aunque primero intentó que fuera su copiloto y casi muero). Del Isla tengo un precioso trofeo El farolillo rojo, y en el Corte nos perdimos y aparecimos de noche en un basurero por Cuatro Puertas.
Con la que luego fue mi fiel copiloto, Marga Cortecero
De esos comienzos vinieron luego otras logros, quizás el más importante los años que conseguiste estar en la elite del Mundial de Rallyes siguiendo el Campeonato del Mundo de Grupo N. Cuéntanos como fue aquella experiencia
Copi con Alen, Auriol y Schwartz
Fue la experiencia más bonita de mi vida. Sufrimos mucho. El Sierra se rompía porque el preparador más asequible a nuestro presupuesto no era el mejor, pero lo hicimos dignamente y con la cabeza alta. Se logró el Subcampeonato FIA de Grupo N. Quedan recuerdos, amigos... y poco más. La más importante es que ese título me abrió despachos y luego he seguido tocando esas puertas para poder sacar adelante los proyectos de los jóvenes canarios que veía con posibilidades.
En el bautizo como submarinista de Colin McRae en Tenerife
De ahí viene tu gran amistad con Carlos Sainz, y del cual seguro tendrás mil anécdotas que puedas contar.

Carlos me ayudó mucho. Yo no era un rival para él y por eso se volcó conmigo. Convivimos día y noche durante dos años, y de ahí surgió una buena amistad. Sufro sus derrotas y celebro sus éxitos. Mucha gente que no lo conoce ha sido injusta con él. Es una gran persona y cada vez que podemos nos encontramos. (Ayer cenamos juntos en Tenerife donde ha pasado unos días de descanso con su familia).
Con Carlos Sainz ayer en Tenerife
¿Era otra época en la que los presupuestos se podían conseguir mejor que ahora gracias a las tabaqueras? ¿Cuál es tu experiencia en este campo?

Canarias era el paraíso -y no porque su slogan turístico lo dijera- sino para los amantes del motor. Había fuertes intereses entre las tabaqueras ya que nuestro mercado era único y diferente. No había problemas de desembolso para tener a los mejores. Prueba de ello el Dream Team del que aporto foto. Grandes pilotos, todos muy mediáticos y carismáticos. Eso hoy en día es impensable.
Época dorada del patrocinio tabaquero
De tu faceta como piloto, ¿con qué montura disfrutaste más?

Es difícil decirlo. Cada una me dio satisfacciones. El Ascona me permitió destacar y darme a conocer. Era un hierro que no se rompía ni adrede. Imagina que en 1982 (mi primer año completo) gané el Campeonato de Tenerife de Rallyes de Asfalto y el Subcampeonato de España de Tierra, sin cambiar nada, ni los muelles!!!

Con El 635 csi y los M3 fue una gozada. No iba derecho ni en las rectas. El Sierra era incomodísimo de llevar, pero... ¡estaba en el Mundial! Qué gozada. Y finalmente, y contestando a tu pregunta, con el que más disfruté fue con el Metro 6R4. Era una maravilla. Lo ganamos todo, incluso molestando a mucha gente, por lo que nos vetaron en los Formula Rally de la península. ¡¡¡No se le podía ganar a Sainz o Kankkunen con un coche mucho más antiguo que los que traían del mundial!!!

Punto y aparte ha sido correr con el Focus WRC campeón del mundo. Es bestial. Son otros tiempos...

De tu paso por la política, ¿saliste satisfecho o aun te quedan cosas por hacer en ese campo?

Salí más quemado que la pipa de un indio. Siempre me consideré un infiltrado con un objetivo claro que beneficiara a nuestro deporte -El Circuito- y no un político de vocación. La administración es torpe y lenta. Me desesperaron con su burocracia que desde el punto de vista de un empresario privado era inadmisible. Me fui muy desilusionado.

¿Lo del circuito es tu asignatura pendiente?

No. Trabajé intensamente 4 años y conseguí lo más difícil, echar a rodar todo. Acuerdos plenarios, presupuestos, plan de viabilidad, selección del terreno del que se compró el 80%, adjudicación del anteproyecto, etc. Lo dejé listo para su ejecución, y mira como está el tema. Obviamente y con todos mis respetos, Adán Martín y yo estábamos mucho más entusiasmados y convencidos de su necesidad que los que vinieron posteriormente.

Los años pasan, hay que ganarse la vida y te metiste a empresario, obviamente intentando vender coches, algo complicado en esta época. ¿Cómo va esta experiencia?

Cuando me ofrecieron ir al Paris Dakar 88 tenía que escoger entre seguir en el Instituto Oceanográfico de Canarias con mi bata y microscopio, o pasarme profesionalmente a la competición, y no lo dudé. Después de estar muchos años dedicado exclusivamente a correr, surgieron los negocios, ya siempre relacionados con el mundo del motor. Podría ir mejor, pero no me arrepiento de la decisión.

¿Es un sector de la economía canaria que está maltratado por las instituciones?

Obviamente. La Administración pretende compensar el déficit recaudatorio, consecuencia de su incompetencia de gestión, con el incremento de impuestos que no afecten a la Bolsa de la Compra, y en ese sentido lo fácil y cómodo es gravar los carburantes, y los impuestos de matriculación o de circulación.

¿Qué pedirías tú ahora mismo para el sector?

Que la administración sea consecuente con lo que dice. No podemos decir que tenemos el parque más viejo de España, pero luego no apoyar el achatarramiento de los coches. No podemos decir que Canarias = contaminación cero, pero luego no apoyar los vehículos alimentados por las nuevas tecnologías.

Y compaginando tu profesión de profesional del sector, sin poder olvidarte de las carreras, aparece Copi Sport como aglutinador de proyectos deportivos

Bueno. No te olvides que Copi Sport data de 1988, mucho antes de dedicarme al negocio del automóvil. En su día se fundó para dirigir mi carrera automovilística y posteriormente, una vez retirado, para gestionar los programas deportivos de los componentes del equipo. Solo pretendo devolver a nuestro deporte todo lo que me ha dado en la vida.
Parque móvil deportivo actual
No puedes quejarte de momento, ¿no? Han caído campeonatos y los que caerán

Los resultados son consecuencia de un trabajo, y esos títulos demuestran que hemos trabajado bien. Si en un equipo cada uno, pilotos, mecánicos, mánager... desarrolla su parcela de trabajo con la mayor profesionalidad, el éxito está casi garantizado. Solo falta un poco de suerte.

¿Cómo ve Copi Capdevila todo lo que está pasando con el tema federativo?

Con tristeza, pero no lo conozco lo suficiente para saber por qué está pasando. Pienso que hay muchos intereses personales antepuestos a los deportivos.

¿Y la programación de los calendarios? ¿La ves acertada?

Anteriormente ha sido un disparate. Parece que ahora quieren tomar medidas, pero independientemente de lo que decida la asamblea, estamos a menos de un mes del inicio de la temporada y no tenemos ni idea. Es inadmisible.

¿Qué harías tú si algún día te llama el gusanillo de ser federativo?

Mientras esté involucrado con un equipo y una marca a los que represento, no se me pasa por la cabeza. Si algún día tengo la oportunidad de aportar mis conocimientos a la mejora del deporte desde otro estamento, lo estudiaré.

¿Algo más que añadir, que quieras manifestar y que yo no me he atrevido a preguntar?

Gracias a todos los que nos apoyan y sobre todo a la mejor afición del mundo. Tengo el mejor equipo. Grandes pilotos y excepcionales personas, que no harían nada sin los mejores mecánicos, todos reunidos alrededor del deporte que amamos y al que nos entregamos con una pasión sin límites, y que no sería posible, sin ese calor que todos ustedes les dan en cada curva.
Publicidad