Publicidad
Publicidad
Curso Copilotos Online

Los problemas técnicos impiden un buen resultado de Eduard Pons

En la Baja Saudí

Foto: MCH Photo
Foto: MCH Photo
Un problema en el turbo deja al equipo Pons Rallysport fuera de carrera al principio de la segunda y última etapa de la prueba inaugural de la Copa del Mundo FIA de Bajas.

La dupla ilerdense, que tampoco pudo completar la primera jornada por fallos mecánicos, dejó destellos de su potencial al clasificarse como terceros de Challenger y décimos absolutos en la prólogo a los mandos de un Taurus T3 Max.

“En el kilómetro 20 de la especial hemos visto que el panel indicaba que había demasiada presión en el turbo, por lo que hemos decidido parar para evitar problemas mayores”.

“Las mínimas conclusiones que podemos extraer son que el coche tiene posibilidades, pero se han sumado distintos factores, como que nos montaran un motor defectuoso y múltiples problemas mecánicos, que nos han impedido aprovecharlo”.

Eduard Pons y Jaume Betriu no han tenido la suerte de cara en una sufrida Baja Saudí –disputada en Ha’il (Arabia Saudí) y puntuable para la Copa del Mundo FIA de Bajas– en la que los problemas técnicos han sido los protagonistas y no han dejado sacar a la luz el potencial tanto del vehículo como de sus tripulantes. En la segunda y última etapa, un nuevo contratiempo en la mecánica del Taurus T3 Max ha dejado al equipo de Lleida fuera de juego poco después de iniciar la jornada.

El evento empezaba el jueves con un shakedown en el que el coche sufrió un conato de incendio debido a la rotura del motor por un defecto de fábrica, por lo que la dupla ilerdense tuvo que salir a la etapa prólogo sin haber hecho ningún tipo de prueba y con el coche montado de cero a contrarreloj. Durante esta corta especial, de apenas 6 kilómetros, el equipo Pons Rallysport mostró destellos de lo que podía hacer al volante del side-by-side. Logró la tercera posición de la categoría Challenger (T3) y la décima absoluta, además de ser el primero entre los participantes inscritos en la Copa del Mundo, y reportó unas muy buenas sensaciones.

Sin embargo, Pons y Betriu sólo pudieron rodar 5 kilómetros en la primera etapa por culpa de la rotura de dos tornillos de la bomba de gasolina y no pudieron aprovechar la oportunidad que tenían de abrir pista. En la segunda, celebrada este sábado, los problemas técnicos han vuelto a hacer acto de presencia. “En el kilómetro 20 de la especial hemos visto que el panel indicaba que había demasiada presión en el turbo, por lo que hemos decidido parar para evitar problemas mayores. En cuanto hemos llegado al vivac hemos visto que esta sobrepresión se debía a una fuga en el intercooler”, detalla Pons.

El equipo Pons Rallysport ha lamentado no haber podido cumplir con su objetivo inicial, que era acumular kilómetros de cara a su preparación para la próxima edición del Rally Dakar. “La carrera ha terminado y prácticamente no hemos podido rodar. Las mínimas conclusiones que podemos extraer son que el coche tiene posibilidades, pero no deja de ser un prototipo que, aunque fue muy bien durante el Dakar, necesita mucho mantenimiento. En Ha’il se han sumado distintos factores como la mala suerte de arrancar con un motor defectuoso y los múltiples problemas mecánicos, pero la realidad es que nos vamos sin tener ni idea de las capacidades reales del Taurus”, señala el piloto.
Foto: MCH Photo
“No hemos tenido el fin de semana deseado para disfrutar y probar el coche, pero creo que tiene un potencial muy grande. Si la fiabilidad nos hubiese acompañado, podríamos haber logrado un buen resultado”, añade Betriu.

Una temporada con la mirada puesta en el Dakar 2025

Después de disputar la Baja Saudí con un Taurus, la dupla ilerdense realizará tres pruebas bajo la estructura Past-Racing, de Daniel Alonso, todas ellas a bordo de un Ford Ranger T1+. La primera será el BP Ultimate Rally-raid Transibérico del Campeonato del Mundo FIA de Rally-raid y las otras dos serán de la Copa de Europa FIA de Bajas: la Baja TT Dehesa Extremadura y la Baja Italia.

Además, debido a los pocos kilómetros que ha podido hacer en Arabia Saudí con el Taurus, el equipo evaluará distintas alternativas, entre las que cabe la opción de correr la Baja Grecia, de la Copa del Mundo. “A partir de aquí, decidiremos el vehículo con el que competiremos en el Dakar 2025, en base a las prestaciones, equipos y presupuesto”, asevera Pons.
Publicidad