Publicidad
Publicidad
Libro: Mejores imágenes de A Todo Motor

Volvo Cars y Breathe firman un acuerdo de colaboración

Invirtiendo en carga rápida de última generación

Acuerdo entre Volvo Cars y Breathe Battery Technologies
Acuerdo entre Volvo Cars y Breathe Battery Technologies
Volvo Cars ha firmado un acuerdo de colaboración con Breathe Battery Technologies (Breathe) que nos convierte en el primer fabricante de automóviles en tener acceso a la última versión de su software de carga patentado, basado en algoritmos para utilizarlo en nuestra nueva generación de vehículos totalmente eléctricos.

Integrando el software de Breathe en la plataforma de gestión de baterías desarrollada internamente por Volvo Cars para optimizar y aumentar el rendimiento de nuestra tecnología de carga, podemos ofrecer a los clientes de Volvo unos tiempos de carga aún más cortos y una experiencia global de conducción y recarga mejorada.

Implementaremos esta nueva tecnología en nuestra nueva generación de vehículos totalmente eléctricos. Con ella esperamos reducir hasta un 30 % el tiempo necesario para recargar los modelos Volvo totalmente eléctricos de un nivel de carga del 10 % al 80 %* manteniendo la misma autonomía y densidad de energía. Es más: las mejoras con respecto al tiempo de carga durarán todo el ciclo de vida de la batería sin afectar a su estado de conservación.

La colaboración con Breathe es fruto de un acuerdo de suministro de su producto insignia, Breathe Charge, y constituye la última inversión de Volvo Cars Tech Fund, nuestra filial de capital riesgo. Refleja nuestro deseo de liderar el desarrollo de vehículos eléctricos premium y convertirnos en un fabricante de vehículos totalmente eléctricos para 2030.

Breathe es una empresa emergente con sede en Londres que comparte nuestra pasión por la movilidad eléctrica y el placer de conducir. Se dedica a desarrollar software de gestión de baterías con la intención de contribuir a una electrificación más rápida, mejor y más sostenible.

«La alianza comercial y de inversión con Breathe nos ayuda a abordar un motivo de preocupación conocido entre los compradores de vehículos eléctricos y hace que nuestras prestaciones de recarga sean aún más competitivas», señala Ann-Sofie Ekberg, CEO de Volvo Cars Tech Fund. «Unos tiempos de carga más cortos, dentro del rango en el que los clientes suelen realizar recargas rápidas, suponen un gran paso en la dirección correcta a medida que seguimos impulsando la movilidad eléctrica y la ponemos al alcance de más personas».

Baterías definidas por software

A diferencia de la carga escalonada tradicional, que se basa en reglas predeterminadas, el software de Breathe utiliza la carga adaptativa para controlar dinámicamente la batería en tiempo real, lo que reduce considerablemente los tiempos de recarga.

Utilizando algoritmos, el software gestiona el proceso de carga en función del estado de salud de la batería para ofrecer la mejor experiencia al conductor, evitando al mismo tiempo el riesgo de formación de depósitos de litio, un fenómeno que puede menoscabar el rendimiento y la vida útil de la batería.

Nuestra inversión en Breathe nos ayuda a posicionarnos para un futuro totalmente eléctrico, pero también encaja con nuestros deseos de reducir a cero las emisiones netas de gases de efecto invernadero y convertirnos en una empresa circular para 2040. Y es que la tecnología no solo reduce los tiempos de carga de nuestros vehículos, sino que lo hace sin necesidad de cambiar el diseño de la batería ni extraer materiales adicionales, sin ningún otro impacto medioambiental.

Además, como es totalmente compatible con el hardware utilizado en nuestra nueva generación de vehículos totalmente eléctricos, la ampliación será fácil, ya que esperamos que nuestras ventas de eléctricos aumenten considerablemente en los próximos años. «Estamos encantados con este acuerdo de inversión y suministro con Volvo Cars y aplaudimos su avance hacia la plena electrificación», señala el Dr. Ian Campbell, CEO de Breathe Battery Technologies.

«El despliegue a gran escala de nuestra tecnología en la plataforma de vehículos eléctricos de próxima generación de Volvo abre la puerta a diseños automovilísticos innovadores y mejoras de rendimiento. Compartimos una enorme pasión por la movilidad eléctrica, y un proceso de recarga rápido y cómodo es uno de los pilares del futuro al que aspiramos».

Volvo Cars Tech Fund se puso en marcha en 2018 para invertir en empresas y ámbitos tecnológicos con capacidad para transformar la industria del automóvil, por ejemplo, electrificación, inteligencia artificial, conducción autónoma, sostenibilidad y comercio digital. Volvo Cars Tech Fund realiza inversiones estratégicas para ayudar a las startups a prosperar y acelerar con ellas la transformación del sector mundial de la movilidad. * Los tiempos de carga varían según el tipo de batería. Las pruebas realizadas apuntan a mejoras de entre el 15 y el 30 % en el tiempo de carga.
Libro: Mejores imágenes de A Todo Motor
Publicidad