COOKIES: Usamos cookies para ofrecerle la mejor experiencia en nuestra web. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso y nuestra Política de Cookies. ACEPTAR

Fecam 88 - Gobierno de Canarias 0

Basura, pura basura esto de la política

Otra imagen para el recuerdo que no volverá
Otra imagen para el recuerdo que no volverá
Según la definición de Wikipedia, la democracia indirecta o representativa es cuando la decisión es adoptada por personas reconocidas por el pueblo como sus representantes.

Pues ala con nuestros representantes, cuando deciden no por el interés común sino por el interés partidista o mejor dicho, por el mandato partidista.

Pero hay cosas que no me cuadran, ya que la enmienda presentada por la Fecam, que representa a la totalidad de los ayuntamientos del archipiélago, es desdecida por los representantes de los partidos que, en la Fecam dicen que sí y en el Gobierno de Canarias dicen no.

Esa es la España que nos ha tocado vivir. País de pandereta que en Canarias se vuelve tercermundista. Aquí prima el contubernio partidista antes que el interés general y la petición unánime de palmeros, herreños, tinerfeños, gomeros, majoreros, lanzaroteños o canariones pegados a la ciudadanía, que palpan el día a día de lo que quieren sus vecinos. En la plaza de Los Patos eso no cuenta. El nombre les viene de perlas. Allí lo que impera es el mandato del que ahora se enfrenta a los que antes eran sus venerados compañeros de gobierno y mezclan chichas con limonada, petróleo con ayudas, basura con no se qué más. Intolerable, indecente, y todo lo que ustedes, amigos lectores, quieran añadir. Da igual lo que pensemos ahora, dos años vista de las elecciones, que de aquí a allá esto se habrá olvidado. O quién sabe, lo que ahora ha negado, igual en unos años se volverá en contra, si toca poner el ventilador a sacar trapos sucios de los unos contra los otros.

Podríamos enumerar casos, cosas y más cosas de cómo se las gastan los que tienen la potestad de gastarse el dinero nuestro, de todos y cada uno de los contribuyentes. Pero sinceramente, no merece la pena. Solo este que nos ocupa, el no del Parlamento de Canarias de prestar su apoyo al Rally Islas Canarias, es uno más de los despropósitos que los políticos, arropados por una falsa representación del interés general, defienden los intereses de quienes ahí les pusieron para que nos representaran.

Con representantes así, ¿para qué quiere uno enemigos?. Se podrían enumerar muchos casos de contradicciones a la hora de como se gastan el dinero nuestros mal llamados representantes. Pero sinceramente. no merece la pena. Caso cerrado.
Publicidad