COOKIES: Usamos cookies propias y de terceros para ofrecerle la mejor experiencia en nuestra web, elaborar estadísticas y mostrar publicidad. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso y nuestra Política de Cookies. ACEPTAR
Publicidad

Ferrari, la gran incógnita del Mundial de Fórmula 1

Tras los primeros Grandes Premios de la temporada

Equipo Ferrari
Equipo Ferrari
Tras los primeros Grandes Premios, queda claro que la escudería italiana cuenta con el potencial como para poder pelear por el título, pero la poca inspiración de Vettel les priva de ello.

Una vez despejadas las dudas iniciales sobre el rendimiento de los diferentes equipos que compiten en la Fórmula 1, este año podría volver a ser un paseo para Mercedes, que ha logrado ganar los últimos cinco Mundiales, tanto de Pilotos como de Constructores, con gran facilidad.

Aunque, a pesar de que han comenzado imponiéndose en los tres primeros Grandes Premios del curso, lo que se ha podido ver es que la Scuderia Ferrari sí que cuenta con el potencial como para estar a la altura en esta ocasión y cuenta con dos pilotos excelentes como para poner, como mínimo, nervioso a un Lewis Hamilton que puede asentarse en el segundo peldaño del histórico.

Sebastian Vettel, tetracampeón del mundo, volverá a ser su principal rival y parece que este año sí que compite con una máquina con la que plantarle cara al inglés. Aunque, uno de sus problemas es que en su propio equipo le ha salido un duro competidor, Charles Leclerc, que estuvo cerca de hacerse con la victoria en la segunda carrera y que, hasta ahora, ha demostrado sus enormes condiciones.

Hamilton contra los dos Ferrari

Eso sí, la lucha que puedan tener los dos pilotos de Ferrari, ha permitido a Hamilton abrir conseguir un gran margen en este inicio de campeonato, manteniendo de esa forma el favoritismo en los pronósticos para salir campeón. El calendario es muy largo y habrá que ver cómo evolucionan estos dos coches, los dos mejores de la parrilla, pero la realidad en este inicio es que todo apunta hacia un nuevo título para Lewis, que es el principal candidato para ganar el Mundial según Betway, que ofrece una cuota de 1,57 si este sale campeón, a día 15 de abril del 2019. Y es que, el británico cuenta con una experiencia sobrada, pues con cinco títulos a sus espaldas y un total de 73 triunfos en carreras es el máximo referente del automovilismo en esta disciplina actualmente, sobre todo tras la retirada de Fernando Alonso.
Hamilton es líder del Mundial
No obstante, desde que hace unos años los neumáticos pasaran a un segundo plano, gracias a la maestría de Pirelli, marca encargada de proporcionar los compuestos, hace que los equipos se diferencien sobre todo tanto por la aerodinámica de sus vehículos como por el motor.

Precisamente en este último factor es donde Ferrari ha dado un paso hacia adelante muy importante que le sitúa como el mejor de la competición. Su potencia es solamente igualable por Mercedes, lo que coloca al coche rojo junto con el plateado como los dos que más caballos tiene en la actualidad y, por lo tanto, les brinda una oportunidad de pelear por el Mundial a sus dos pilotos.

El motor marca la diferencia

Esta mejora es debida a la nueva normativa de la FIA para esta campaña, la cual han sabido leer mejor que sus rivales para lograr una optimización superior. Además el gran poder económico que tiene la Scuderia, gracias a patrocinios como el que mantienen en la actualidad con Ray-Ban, le proporciona armas como para seguir perfeccionando su maquinaria y, por lo tanto, mantenerse en la lucha con Mercedes, que hasta ahora no se ha visto en una igual en los últimos tiempos.
Equipo Red Bull
Sin embargo, la realidad es que en los primeros grandes premios, a pesar de haberse mostrado una gran fortaleza de Ferrari, sus pilotos no han estado a la altura, brindándole las victorias a Mercedes en estas carreras. Vettel está desencantado y solo las órdenes de equipo le ayudan a sumar más puntos, mientras que Leclerc sí que parece que podría pelear por algo más que el cuarto puesto, aunque su juventud e inexperiencia le hacen estar en un segundo plano, por el momento.

El que sí que parece que se ha quedado, al menos en este inicio, fuera de juego es Red Bull. La decisión de cambiar su motor Renault por el Honda, no parece haber encajado del todo bien y muestra una vez más las debilidades de la marca nipona en este sector, en el que ni mucho menos son líderes desde hace muchos años. A pesar de ello, los austríacos esperan que la calidad de sus pilotos les ayude a lograr un tercer puesto en referencia al campeonato de Constructores, el cual llevan ocupando en los últimos tiempos.
Publicidad