Publicidad
Publicidad
Libro: Mejores imágenes de A Todo Motor

Peugeot sigue avanzando en la electrificación

Un nuevo SUV llegará al mercado en los próximos meses

Peugeot
Peugeot
PEUGEOT llegó casi por azar al mundo de las carrocerías familiares, que se han convertido en un elemento clave en su oferta comercial desde hace casi tres cuartos de siglo. El primer modelo de la marca lanzado después del la Segunda Guerra Mundial, el PEUGEOT 203, llamó la atención por su estética, que tomaba muchos elementos de los automóviles americanos. Por aquella época, los Estados Unidos empezaban a explorar una modernización del concepto de Station Wagon (SW), unas versiones alargadas de sus automóviles que, desde 1910, llamaban la atención por su capacidad de carga y su carrocería de madera.

En 1946, se introdujo el primer modelo de estas características en el mercado estadounidense con carrocería metálica. Los ingenieros y diseñadores de PEUGEOT tomaron nota y apostaron por lanzar una versión similar en el 203, sin saber si habría una clientela para ese tipo de siluetas. De este modo, en 1950, nació el PEUGEOT 203 Familiar, el primer automóvil familiar moderno enteramente concebido y fabricado en Europa.

Con 4,58 de largo y 20 centímetros de batalla adicional respecto a la berlina lanzada el año anterior, el PEUGEOT 203 Familiar demostró que la piscina tenía agua. Se fabricaron 61.000 unidades de esta versión entre 1950 y 1956. Entre sus principales ventajas: tres filas de asientos para acoger hasta 8 pasajeros y un práctico portón de apertura lateral para acceder al maletero. Con la misma carrocería, se puso a la venta una versión comercial, dotaba de suspensión con muelle de ballestas para adaptarse a cargas más pesadas.

Este tipo de vehículos había llegado para quedarse, como demostró el PEUGEOT 403 Familiale, que llegó al mercado en 1957 y ofrecía espacio para nueve personas en tres filas de asientos y seguía la receta del 203 con un motor mejorado de 1.5 litros y 58 CV que podía alcanzar una velocidad de 125 Km/h. En octubre de 1959 llegaría la motorización diésel Indenor 1.8 de 48 CV, capaz de llegar a los 105 Km/h.

En la década de los 60, PEUGEOT afianzó su oferta de carrocerías familiares llevándola a nuevos segmentos. En 1963 se presentó el PEUGEOT 404 Familiar, que mantenía las tres filas de asientos y presentaba una gama de motores con dos gasolina de 1.6 de 72 CV y 85 CV, respectivamente, y dos diésel, de 1.8 y 55 CV y 2.90 de 68 CV. Tres años después, el León presentaba la otra pata de su doble oferta: el PEUGEOT 204 Break, versión de mayor capacidad de su primer modelo de la familia “2” con versión familiar y tracción delantera. Con la misma distancia entre ejes y longitud que la berlina (3,97 m), ofrecía mayor espacio interior.

1971 fue el año de lanzamiento de los PEUGEOT 504 Break y Familiale, las primeras rancheras de la marca comercializadas en España desde 1980, que llamaron la atención por su enorme tamaño para los estándares del mercado español de aquella época. Diseñado por Pininfarina, estaba disponible en dos versiones: Break, con dos filas de asientos y Familiale, con 3 filas. También en 1971, llegaría a Francia el PEUGEOT 304 Break, una evolución del 204 más larga y con una estética más moderna.

Con la llegada de los años 80 aterrizaría en el mercado el PEUGEOT 305 Break. Apenas comercializado en España, presentó, en primicia para la marca, una banqueta trasera partida para aumentar su polivalencia.

El PEUGEOT 505 Break, que comenzó su trayectoria comercial en 1982, pasó a la historia por varios motivos. Fue el último modelo del León de propulsión trasera y también supuso el final de la opción “familiar” y su tercera fila de asientos, pero también se convirtió en el primer Break del León en contar con motor turbodiésel y también el pionero en ofrecer tracción 4x4 a través de Dangel. Su sucesor, el PEUGEOT 405 Break (1988) incorporó una suspensión hidroneumática en sus versiones 4x4. Fue la única vez que el León recurrió a esta tecnología en uno de sus modelos. Por su parte, el PEUGEOT 406 Break (1996) fue el primer modelo de la marca en utilizar el multiplexado, además de estrenar un diseño vertical en la zaga para optimizar la capacidad de carga.

Con el PEUGEOT 306 Break (1997), un modelo que se fabrico en Madrid durante toda su vida comercial, la firma francesa volvía a tener una doble oferta en este segmento, impulsada por el éxito de los automóviles familiares en mercados del Norte y el Centro de Europa.

El siglo XXI supuso un cambio de nomenclatura. Los Breaks de los años 80 y 90 pasarían a identificarse bajo las siglas SW, acrónimo de Station Wagon, toda una vuelta a los orígenes de una silueta a la que estaban plantando cara los monovolúmenes y los primeros SUV. El PEUGEOT 307 SW (2002) no sólo recogió el guante, sino que trasladó a un automóvil familiar la modularidad de las nuevas propuestas convirtiéndose en todo un éxito de ventas. Aprovechó su mayor altura al suelo y sus 4,40 metros de longitud para ofrecer un techo de cristal panorámico como gran primicia, además de la posibilidad de contar con 7 asientos en 3 filas.

El mismo año, llegó a la calles el PEUGEOT 206 SW, el primer break de la marca en el segmento B. Con apenas 4 m de largo, se diferenciaba de la berlina por su mayor longitud, una suspensión trasera específica y unas puertas traseras con los tiradores ocultos en los montantes. En Brasil, se lanzó la versión todocamino “Escapade”, que se adelantó una década a las tendencias del mercado y la fiebre SUV. El sucesor del 206, el PEUGEOT 207 SW (2006) compitió en el apogeo de los breaks del segmento B, ya incorporó en Europa el acabado campero Outdoor... y fue reemplazado en la gama por la primera generación del PEUGEOT 2008.
Los inicios de Peugeot
En categorías superiores, el PEUGEOT 407 SW (2004) fue la primera versión familiar en ser diseñada como un automóvil aparte y no como el derivado de una berlina, con rasgos como una luneta trasera que se prolongaba hacia los laterales por el diseño peculiar de los montantes. Estrenó una innovadora suspensión con paralelogramo deformable y fue pionero entre los familiares del León en equipar un motor de más de cuatro cilindros, concretamente un V6.

Al mismo tiempo, el León perseveraba en su estrategia de la doble oferta con el primer PEUGEOT 308 SW (2008), que insistía en las tres filas y el techo panorámico que le habían permitido luchar frente a los monovolúmenes. Por su parte, el PEUGEOT 508 SW I (2011) planteaba un nuevo lenguaje de diseño e introducía la tecnología híbrida, combinada con el diésel, en su versión todocamino RXH, que ofrecía tracción total y 200 CV. La segunda generación del PEUGEOT 308 SW (2014), incorporaba una amplia gama de equipamientos tecnológicos como la pantalla táctil o funciones a la ayuda a la conducción además de ofrecer una banqueta partida 2/3 1/3.

La actual hornada del PEUGEOT 308 SW supone un hito en la categoría que agrupa carrocerías como los break, tourer y station wagon por su diseño dinámico, su alto nivel de equipamiento tecnológico y la presencia de las nuevas señas de identidad de la marca, que ahondan en su faceta premium y de altas prestaciones. Este modelo vuelve a sacudir las bases de su segmento con su nueva versión 100% eléctrica, que incorpora un innovador motor eléctrico de 156 CV (115 Kw) que ofrece una autonomía WLTP de 413 kilómetros que le convierten en una de las pocas propuestas que ofrecen cuatro tipos de energía en su gama.

La arquitectura del PEUGEOT 308 SW se ha optimizado para ofrecer el máximo espacio interior. Dispone de un maletero de hasta 608 litros de capacidad, una cifra destacable en un automóvil de 4.636 mm de largo y 1.852 mm de ancho. Esta capacidad, además, se multiplica gracias a su modularidad sobresaliente. Su segunda fila de asientos, con un respaldo que se puede dividir en 3 secciones (40/20/40) y equipado con mandos para su abatimiento desde el maletero permite organizar el interior adaptándose a cualquier circunstancia. El portón del maletero está motorizado, para Por su parte, el Nuevo PEUGEOT 508 SW llama la atención por su nuevo frontal, que incorpora las innovadoras luces Matrix LED y en el que el motivo de la calandra se funde con el paragolpes. En el apartado tecnológico, renueva su puesto de conducción PEUGEOT i-Cockpit®, desde el que se pilotan la funciones de ayuda a la conducción más avanzadas. Bajo el capó, completa su gama PHEV con el nuevo motor Plug-In Hybrid 180 .

Su diseño hace destacar la elegancia y el dinamismo de este modelo gracias a unas líneas deportivas y una estética llamativa y hi-tech, en la que ganan protagonismo nuevos colores y materiales. Unas novedades que saltan a la vista en el frontal del Nuevo PEUGEOT 508 SW, que exhibe en el nuevo emblema del León en el centro de una calandra que, como sucede en los últimos lanzamientos de la marca, va difuminando sus elementos decorativos hasta fundirse en el paragolpes. En emblemas y logotipos se adopta la nueva tipografía de la marca en un color gris basalto que expresa modernidad y elegancia.

La electrificación prosigue su avance en el Nuevo PEUGEOT 508 SW. A la mecánica Plug-In Hybrid 360 con tracción total reservada al 508 PEUGEOT Sport Engineered se suman la cadena Plug-In Hybrid 225 y al nuevo motor Plug In Hybrid de 180 CV.

Desarrollado por el mismo equipo de ingenieros que está detrás de esta saga de victorias, el 508 SW PEUGEOT Sport Engineered es un automóvil deportivo propulsado con tecnología electrificada que incorpora toda la experiencia en aerodinámica, componentes mecánicos y prestaciones desarrolladas en competición. Su silueta shooting brake llama la atención tanto por su diseño afilado y atlético como por sus sorprendentes prestaciones.
Antiguo modelo Peugeot
La cadena de tracción Plug-In Hybrid del 508 PEUGEOT Sport Engineered no sólo permite la actuación combinada de su motor gasolina PureTech 200 y sus dos mecánicas eléctricas, situadas, respectivamente, en el eje delantero y trasero, logran una potencia total de 360 CV, con 4 ruedas motrices, sino que también hace posible poder elegir cuatro modos de conducción diferenciados: Sport, Electric, Confort, Hybrid y 4WD.

Para el futuro más inmediato, los primeros detalles del PEUGEOT E-5008, un SUV que llegará al mercado en los próximos meses, adoptará muchos elementos que han formado parte del ADN de los automóviles familiares PEUGEOT, como un interior refinado similar a una sala de estar, con 7 asientos y fácil acceso a una cómoda tercera fila.

Estará equipado con el nuevo PEUGEOT Panoramic i-Cockpit® que lleva el placer de conducir al siguiente nivel gracias a una pantalla panorámica HD flotante y curva de 21"" que combina el head-up display con la pantalla táctil central.
Libro: Qué es un rally
Publicidad