COOKIES: Usamos cookies propias y de terceros para ofrecerle la mejor experiencia en nuestra web, elaborar estadísticas y mostrar publicidad. Si sigue navegando, consideramos que acepta su uso y nuestra Política de Cookies. ACEPTAR

Escalada de Isidre Esteve tras la segunda etapa

Se sitúa 29º de la general y 8º de su categoría T1.2

Gran etapa para Isidre Esteve
Gran etapa para Isidre Esteve
Isidre Esteve ha protagonizado una brillante actuación este martes durante la segunda etapa del Dakar 2019. El piloto del Repsol Rally Team ha marcado un fuerte ritmo con su prototipo BV6 de Sodicars Racing que le ha permitido finalizar la especial en 24ª posición scratch y 8ª de su categoría T1.2. Este gran resultado parcial -el segundo mejor para él desde que compite en coches- le ha permitido escalar diez posiciones en la general provisional y situarse dentro del top 30 por primera vez en esta edición.

La etapa partía a primera hora de la mañana peruana desde Pisco para concluir en San Juan de Marcona, después de 553 kilómetros, de los que 342 han sido cronometrados. Isidre Esteve y su copiloto Txema Villalobos han tomado la salida en el puesto 40, detrás de algunos UTV más lentos que su vehículo.

“Durante los primeros 150 kilómetros de la especial hemos sufrido un poco por culpa del polvo que levantaban los buggys que iban delante de nosotros. Hasta que les hemos adelantado no hemos podido marcar nuestro propio ritmo y acabar rodando todo lo rápido que queríamos”, explicaba Isidre Esteve.

El piloto de Oliana ha completado la especial en 4 horas, 8 minutos y 33 segundos, a 41’40” del ganador, el francés Sebastian Loeb. “Estamos contentos porque hemos podido competir a un buen ritmo, con seguridad y sin problemas, ni mecánicos ni de navegación. Hemos acertado en la presión de los neumáticos BF Goodrich y no hemos tenido que detenernos a inflar ni desinflar, lo que nos ha permitido ganar tiempo”, remarcaba.

En la general, Isidre Esteve ha recuperado diez posiciones y se ha encaramado hasta el 29º lugar provisional, con un tiempo acumulado de 5 horas, 28 minutos y 32 segundos. “Hoy hemos logrado un buen resultado para nosotros, sobre todo si tenemos en cuenta que hay pilotos muy rápidos en este Dakar. Mentiría si dijese que no miro la clasificación… ¡claro que la miro al final de cada jornada! Pero eso no quita que lo realmente importante es que tenemos ritmo”, explica el del Repsol Rally Team.
Isidre Esteve
Esas positivas sensaciones le permiten encarar con optimismo las próximas jornadas del Dakar 2019. “Esto no ha hecho más que empezar y lo más difícil todavía está por llegar. Seguro que la dificultad irá aumentando gradualmente conforme avance la carrera y sucederán muchas cosas, porque los de cabeza están corriendo mucho y algunos pueden pagarlo caro”, pronostica.

Se da la circunstancia de que, en el Dakar del año pasado, que concluyó 21º, Isidre Esteve tardó una semana en rodar cerca del top 25. Concretamente firmó un 24º lugar en la séptima etapa que no mejoró hasta la 13ª, cuando finalizó 23º y firmó su mejor resultado parcial desde que disputa el Dakar en coches. Un dato significativo que invita al optimismo y refleja el importante salto cualitativo experimentado por el Repsol Rally Team.

Mañana miércoles, Isidre Esteve y Txema Villalobos deberán afrontar la jornada más larga del Dakar 2019, entre San Juan de Marcona y Arequipa, con 798 kilómetros en total y 331 cronometrados. “En esa zona, el año pasado vivimos la etapa más dura en Perú porque la arena es más blanda que en Pisco y resulta fácil quedar encallado. Nosotros seguiremos como hasta ahora, en busca de marcar nuestro propio ritmo, sin dañar la mecánica ni cometer errores de navegación”, adelanta el piloto ilerdense.
Publicidad