Publicidad

¿Comprar un coche de km0 o nuevo?

Principales ventajas y características

Artículo patrocinado
Artículo patrocinado
La decisión de comprar un coche es uno de los momentos más importantes a lo largo de nuestra vida. Una de las principales preguntas que toda persona se plantea antes de adquirir un coche es si debe comprar un coche nuevo o un coche usado. Existen diversas ventajas al adquirir coches de km0 que no todo el mundo conoce y que, tras el complicado periodo de pandemia y las diversas crisis derivadas, como la de semiconductores, son más las personas que se preguntan qué tipo de aspectos deben tener en cuenta, cuáles son exactamente esas ventajas y qué los diferencia de otro tipo de vehículos.

Un coche usado es aquel que tras su fabricación y correspondiente importación en el país de destino, cuando aplica, ya ha sido utilizado por otro propietario particular o empresa. Son vehículos que ya cuentan con cierto desgaste, kilometraje más alto y una antigüedad mayor.

Por otro lado, los coches nuevos pueden ser adquiridos bajo pedido, normalmente realizando una configuración personalizada para el cliente final: seleccionando el acabado, equipamiento, monitorización y cualquier otro aspecto personalizable del vehículo. Estos coches deben ser fabricados, enviados e importados, con la correspondiente espera para el cliente final.

Al mismo tiempo, podemos encontrar vehículos nuevos en stock, que son coches que los propios concesionarios han configurado y ya cuentan con ellos en sus instalaciones o campas. No pueden ser personalizados para el cliente final, salvo algunos accesorios adicionales, pero el tiempo de espera se reduce, ya que el vehículo ha sido previamente fabricando e importado.

Los coches de kilómetro 0 (km0) son aquellos que, a diferencia de los anteriores, ya han sido matriculados, normalmente por parte del concesionario o de la marca. De este modo, no solo cuentan con la venta

ja de que ya están disponibles en las instalaciones o campas del concesionario, reduciéndose así el tiempo de espera, sino que además la adquisición por parte del cliente final suele llevar únicamente un cambio de titular.

Además de la reducción en los tiempos de espera, otra ventaja importante para el cliente a la hora de adquirir un coche de km0 es el precio. Los concesionarios, tras incorporar estos vehículos a su stock, suelen realizar importantes descuentos y ofertas para venderlos, principalmente para evitar el paso del tiempo y la depreciación del valor del coche, además de intentar contar siempre con un stock renovado y atractivo para los clientes.

Para diferenciar un coche de kilómetro 0, debemos fijarnos en los kilómetros realizados por el vehículo. Es normal que los coches de km0 cuenten con cierto kilometraje recorrido, incluso hasta 100 kilómetros en algunos casos. Esto es debido al transporte de los mismos dentro de la campa, el movimiento para ser preparados, o incluso ser transportados a exposiciones y ferias donde son expuestos con diversas ofertas, que pueden resultar muy atractivas.

Al comparar además un coche de km0 con un vehículo usado, siempre contaremos con unas mejores prestaciones en lo que a la seguridad se refiere, mayor confort, menores emisiones y una tecnología más actual.

Si estamos pensando en adquirir un vehículo, las ventajas principales de un coche de km0 son su disponibilidad inmediata sin largas esperas y su precio reducido, acompañados por las correspondientes garantías del concesionario, lo que nos ofrecerá una tranquilidad durante los primeros años de uso del mismo. Sobre todo en una decisión tan importante como la de adquirir un coche.
A Todo Motor Store - Camisetas A Todo Motor Store - Sudaderas A Todo Motor Store - Accesorios
Publicidad